El crecimiento de los casinos online en España: qué compañías se han beneficiado

España ha cambiado mucho desde el periodo de la transición. La muerte de Franco no solo permitió llegar al estado democrático actual, sino que también favoreció actividades de ocio como los juegos de azar. Habían estado prohibidos durante la dictadura (y durante varios años antes), pero en 1975 empezaron a regularizarse los casinos. No era la primera vez que la sociedad española mostraba interés en este tipo de entretenimiento, pero su legalización ayudó a su popularización.

Lógicamente, tardarían unos años más en aparecer en escena los casinos online. Fue con la llegada de Internet cuando los juegos de apuestas pudieron ramificarse y crecer en espacios hasta entonces insospechados. Además del importante papel de la red, hay otros factores que han ayudado a que las plataformas virtuales hayan alcanzado unas cuotas altísimas de popularidad, como un marco regulatorio favorable, unos impuestos bajos para la industria y un mercado competitivo.

La industria del juego online en España

Un dato revelador sobre la industria del juego online en España es, contra todo pronóstico, su crecimiento del 270 % desde 2014. Eso son seis años en los que ha aumentado el interés de los juegos de apuestas virtuales y, como consecuencia, también sus ingresos y su valor dentro del mercado español. En el primer trimestre de 2016, las plataformas en línea generaron unas ganancias de ecommerce de 174,5 millones de euros. En el mismo periodo de 2019, estas fueron de 439,1 millones; un 151,63 % más en solo tres años.

La política ha tenido un papel clave en todo esto. A finales de mayo de 2011 entró en vigor la Ley de regulación del juego, que se aplica tanto a las plataformas con base en España como en el extranjero. No parece que el proceso de regulación de licencias (se requiere una licencia general y una licencia singular) haya frenado una industria que no para de crecer, sino todo lo contrario.

Más adelante explicaremos con más detenimiento por qué ha sido así y qué otros factores han intervenido en su crecimiento, pero está claro que el sector del juego online en España no sería nada sin sus jugadores. Según la Dirección General de Ordenación del Juego, en 2018 se contabilizaron cerca de 1.500.000 jugadores activos al mes que, como mínimo, hacían una apuesta mensual. Aunque no estamos hablando solo de casinos online, pues las apuestas deportivas tuvieron una presencia muy destacada, esto nos da una idea de la magnitud del sector.

Las compañías más beneficiadas

Una de las compañías a las que más le ha beneficiado el crecimiento de la industria de los juegos de azar ha estado la empresa de apuestas online, Betfair, que ha conseguido alzarse como la plataforma de intercambio de apuestas líder del mundo. Así lo refleja su patrimonio, que en 2014 superaba los 50 millones de libras. Esta empresa, con sede central en Londres, también ofrece servicios de casino, póquer y bingo online, lo que sin duda le ha ayudado a diversificar su público y ganar clientes con intereses distintos.

Asimismo, una de las claves también la encontramos en buenas campañas de marketing y colaboraciones con deportistas muy conocidos entre el público español, así como publicidad en medios de comunicación tradicionales y online.

¿Pero a qué se debe este crecimiento?

Uno de los elementos que han favorecido el crecimiento de la industria en nuestro país es la propia evolución de la tecnología y su adopción por parte de la sociedad española. Cuesta encontrar alguien que no tenga acceso a Internet de alguna forma u otra y muy especialmente que no cuente con un smartphone. Estos terminales nos han hecho acostumbrarnos a la idea de jugar estemos donde estemos, ya sea al Fortnite o al póquer online. No sorprende que la media de edad de los jugadores sea entre los 18 y los 45 años.

El papel de la tecnología también se hace evidente en la mejora sustancial que han sufrido las páginas webs de los casinos online en los últimos años. Ahora, estas cuentan incluso con un crupier que hace la retransmisión del juego, lo que te transporta directamente a los establecimientos de juego de toda la vida. Tecnologías como la inteligencia artificial, la realidad virtual y la realidad aumentada ya están demostrando ser imprescindibles para el futuro de estas plataformas.

No hay que olvidar, por otro lado, una legislación favorable. Eso no solo significa regularizar el juego, que también, sino posicionarse al lado de las plataformas online y bajarles los impuestos como ocurrió en 2018. De hecho, estos pasaron del 25 al 20 %, una decisión muy aplaudida por las casas de apuestas. Es la historia del pez que se muerde la cola. La bajada de impuestos ha ayudado al crecimiento del sector, pero esta no se hubiera producido si esta actividad ya de por si no hubiera sido popular.

¿Qué futuro les depara a los casinos online españoles?

Parece imposible imaginarse un futuro donde Internet no tenga una presencia dominante en nuestro día a día. Lo utilizamos para todo y dependemos de él de una forma que a menudo nos da vergüenza reconocer. Pero tiene sus cosas buenas (¡muy buenas!) como la inmensa oferta de entretenimiento, incluidos los juegos de azar en línea. Mientras Internet siga tan presente, también cuesta pensar que dejaremos de interesarnos por unos casinos que están abiertos las 24 horas del día, cada día del año.

Eso no quiere decir que los casinos online no vayan a toparse con retos y dificultades que también tendrán que saber superar, como ya lo han hecho en el pasado. Pero parece que, mientras los operadores y las casas de apuestas pongan a los jugadores y su seguridad en primer plano, nada va a frenar una industria en crecimiento constante. Como ya se ha demostrado en muchas ocasiones, los aficionados al juego van a seguir apostando esté o no regularizado el juego, y los políticos lo saben. Qué mejor, pues, que ofrecerles un lugar seguro para hacerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.