Dos equipos imprescindibles para las empresas

En temas de producción o trazabilidad de mercancías en las empresas, es esencial contar con los equipos tecnológicos más avanzados que permitan gestionar estos procesos de una forma óptima, sencilla y eficiente, para así conseguir mejores resultados. En la actualidad, es posible disponer de dos equipos que resultan muy útiles en estos casos, siendo la solución perfecta para las empresas.

Mejor trazabilidad

La impresora de etiquetas es un equipo esencial para las empresas que trabajan con una gran cantidad de productos o mercancías, y necesitan identificarlos de una manera más rápida y sencilla, con el objetivo de optimizar la trazabilidad de estos, para así conseguir un mejor seguimiento.

Estas etiquetas permiten el uso de códigos impresos que cuentan con toda la información sobre las mercancías o productos, facilitando así a las empresas saber dónde se encuentran dentro del stock.

Este dispositivo hace más fácil imprimir los códigos de barra, las etiquetas y las tarjetas utilizadas para identificar los productos, ofreciendo una impresión de alta resolución, y evitando así que las empresas deban acudir a terceros para solicitar este servicio de impresión.

Además, puede aportar una gran variedad de beneficios bastante interesantes y útiles para las empresas, como los que mostramos a continuación.

Mayor producción

Uno de los beneficios más destacados es que puede imprimir una gran cantidad de etiquetas de manera rápida, dado que trabaja con rollos de papel continuo, y sus tiempos de respuestas son muy bajos.

Gracias a esto se puede mejorar la producción de las empresas a la hora de etiquetar las mercancías de su inventario, consiguiendo así que cualquier persona pueda utilizarla y lograr una identificación más rápida, sin importar los volúmenes de mercancía a etiquetar.

Fácil de usar

Esta impresora funciona de manera automática, por lo que no se necesita mucha intervención de los empleados para obtener la etiqueta que debe ir en los productos.

Incluso dispone de un sistema de corte automático del papel, para evitar que se corte de manera incorrecta. También dispone de un panel intuitivo que indicará el tamaño de papel a conseguir y la cantidad de tinta restante, de esta manera se podrá tener un mayor control durante su uso.

Diferentes tipos

Dependiendo de las marcas será posible encontrar diferentes tipos de modelos, de esta manera será más sencillo para las empresas encontrar el más indicado de acuerdo a sus necesidades y presupuesto. Por ejemplo, está el modelo portátil, ideal para las empresas de paquetería y como impresora de coches.

Mientras que el modelo industrial, se trata de un equipo más resistente y diseñado para trabajar en producciones más constantes e intensas, sin perder la eficiencia y la calidad durante las impresiones.

Por otro lado están las de sobremesa, que son perfectas para comercios o empresas con volúmenes de impresión medio, ofreciendo un uso fácil, cómodo y con buena velocidad.

Incluso es posible encontrar un modelo enfocado al sector sanitario, para hospitales, clínicas y laboratorios, de forma que cumpla con las exigencias higiénicas necesarias.

Otro equipo muy útil

El panel PC es un equipo que sirve para mejorar el control sobre diversos procesos que conforman las líneas de producción o fabricación de las empresas.

Se trata de un monitor táctil que cuenta con un ordenador integrado en su propia carcasa. Su estructura es robusta y fabricada con componentes diseñados para trabajar de manera continua, incluso durante 24 horas seguidas.

Su uso en las empresas abarca muchos sectores, desde las industrias cárnicas, como los mataderos o zonas de despiece, así como las fábricas de envasado, los viveros de fruta, almacenes, la industria de automoción, entre otros.

Por medio de este equipo las empresas pueden mejorar las diferentes gestiones de su entorno industrial, haciendo más fácil este proceso, dado que con solo tocar la pantalla será posible registrar las tareas necesarias, ver los tiempos de ejecución y las posibles incidencias, consiguiendo así una mayor optimización de los recursos y del tiempo para las empresas.

Además, si se compara con un ordenador con monitor táctil, resulta una mejor alternativa, dado que este equipo cuenta con protección y un sellado específico. De esta manera agentes externos, como el agua, el polvo, la grasa e incluso sustancias corrosivas, no entrarán ni podrán dañar su sistema.

Sin embargo, con un ordenador con monitor táctil, al ser un componente separado, las posibilidades de verse afectado por estos agentes externos suelen ser más alta.

Principales ventajas

Este equipo ofrece varias ventajas que resultan muy útiles para las empresas. Por un lado, es capaz de adaptarse a cualquier entorno de trabajo, ya que su software se puede configurar de manera sencilla a las necesidades de cada empresa, consiguiendo así un uso más eficiente y rápido por parte de los empleados.

Los componentes utilizados para su fabricación no solo son los más modernos, sino que también son industriales, esto permite que puedan funcionar de manera óptima durante largos períodos, sin que funcione de manera lenta o presente algún problema.

Estos componentes de calidad le permiten funcionar en diferentes tipos de ambientes, ya sea con niveles altos de humedad, vibraciones o temperaturas.

Existen varias opciones disponibles para instalar, como los que van en las paredes, en maquinarias compatibles y hasta en coches, así que dependiendo de las necesidades de las empresas, podrán encontrar un modelo que se adapte a lo que buscan.

Además, la compañía encargada de ofrecer esta solución se encargará de su instalación y configuración, de acuerdo a los procesos industriales de las empresas. Incluso ayudará con la elección del equipo para que sea más sencillo invertir en el modelo más indicado.

En este caso puede ser recomendable contar con una asesoría profesional, de esta manera las empresas podrán comprar el equipo perfecto, evitando así el hecho de tener que pagar por uno que no puedan aprovechar al máximo para la gestión y el control de sus procesos industriales.

Por medio de estos dos equipos, las empresas cuentan con soluciones eficientes, de calidad y muy útiles, que les permiten tener un mayor control, tanto de su mercancía como de sus procesos, consiguiendo así una mejor productividad y rendimiento, lo cual puede influir positivamente en el desempeño de los empleados y en el crecimiento de las empresas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.