Cómo serán los Coworking a partir del coronavirus

Las consecuencias de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus van mucho más  allá de la pandemia. A nivel económico, empresas grandes y pequeñas así como autónomos, se han visto obligados a paralizar su actividad laboral para evitar la propagación del virus.

Durante las últimas semanas, multitud de empresas de servicios no esencial también se han incorporado de forma paulatina a su actividad, con mucha cautela y siguiendo a raja tabla las medidas preventivas indicadas por las autoridades.

Ante este panorama tan inestable y lleno de dudas se esperan cambios drásticos en nuestra forma de ver y hacer las cosas.

Y es que ya somos testigos de algunas modificaciones que ocurren en el mundo empresarial. Actualmente se buscan soluciones alternativas innovadoras y se piensa en nuevos modos de trabajo para una nueva ´´normalidad´´ post Covid-19.

Coworking, una alternativa viable y rentable

En un mundo organizacional precario y lleno de incertidumbre, el coworking cobra especial relevancia por la posibilidad de ganar espacio, de compartir gastos, de abaratar los costes fijos y por la flexibilidad que ofrece.

La empresa Coworking CenterEspaña, con sede en Valladolid, ofrece la opción de alquilar oficinas, despachos y salas de reunión equipados y dotados con todos los servicios necesarios tanto para largo como medio o largo plazo.

Otra ventaja que estos centros de coworking presentan es que pueden seguir abiertos durante el estado de alarma siempre y cuando mantengan las medidas de higiene, limpieza y la distancia mínima de seguridad.

Aquí tendrás a tu alcance los recursos y dotaciones necesarias en función de las demandas de tu empresa y de tu actividad.

Coworking versus teletrabajo

La alternativa que la mayoría de las organizaciones han adoptado para poder seguir con su actividad es el teletrabajo. Sin embargo, no en todas las empresas se ha podido instalar por razones diferentes como:

  • Naturaleza de su actividad
  • Falta de una preparación previa para implantar esta modalidad de trabajo
  • La necesidad de recursos tecnológicos o de un lugar debidamente habilitado para desarrollar la actividad
  • Soportes tecnológico específico que no se puede instalar en cualquier tipo de dispositivo…

Para todas estas situaciones el coworking puede ser una de las alternativas más indicadas para poder seguir en el mercado.

Coworking y la vuelta a la nueva ´´normalidad´´

Las medidas de prevención y seguridad, sobre todo la  higiene y la necesidad de mantener la distancia mínima de seguridad, se prolongarán más allá del cese del estado de alarma.

Se espera entonces  una reestructuración de las oficinas de tal forma que se pueda guardar esta distancia. Empero no muchas oficinas disponen de tal espacio y conseguirlo puede resultar tedioso.

Recurriendo a los centros de coworking, las grandes empresas podrán dividir a sus equipos en diferentes centros para evitar contagios.

También serán muy útiles para los negocios que se vean obligados a cerrar sus espacios de trabajo habituales.

Medidas de prevención en los centros coworking

Los trabajadores pueden acudir a estos centros de trabajo con total confianza y seguridad y sin riego de contagio siempre que se cumplan las medidas de prevención establecidas para cada zona.

Conscientes de la gravedad de la nueva enfermedad y de que la única medida preventiva es la higiene, dentro de estos centros de coworking se crean espacios seguros donde prima la prevención, la limpieza y la desinfección periódica de todas las zonas.

Se han establecido protocolos estrictos de contención y se han redoblado los esfuerzos para conseguir espacios de trabajo saludables e higienizados, cumpliendo con los máximos estándares de seguridad y salud.

Aforo reducido en sala de reuniones

En la sala de reuniones, se reduce el aforo permitido a grupos pequeños de máximo 6 personas con una distancia mínima de una o una silla y media entre medias.

Refuerzo en la higiene

Se hará especial hincapié en la frecuencia de la limpieza y desinfección. Los aseos higienizados disponen de un sistema de secado de mano con toallas de papel. El jabón líquido dispondrá de un sistema de dispensado de espuma automático.

Zonas comunes aseguradas

En las zonas comunes como aseos, pasillos, recepción o zona de espera está prohibido detenerse y se ha de mantener la distancia mínima.

En los baños se podrá entrar de uno en uno, igual que en la zona de espera. La zona de recepción dispondrá de mamparas protectoras.

Uso obligatorio de mascarilla y recomendación de guantes

Cualquier persona externa que visite las instalaciones deberá llevar guantes de protección así como mascarillas para las zonas comunes, cuando no se pueda mantener la distancia mínima.

Al tocar cualquier sobre o paquete externo los empleados deberán llevar guantes o limpiarse las manos con agua o jabón o gel hidroalcohólico después.

Fomentar oficinas privadas y zonas de trabajo independientes

Todos los trabajadores dispondrán de un espacio propio y privado para minimizar el riesgo de contagio.

No habrá oficinas open space ni despachos dobles en los que no se pueda mantener una distancia superior a 2 metros de los demás.

Los despachos se podrán y deberán ventilar con mucha frecuencia para renovar el aire.

Aquellas personas que presenten sintomatología típica estarán obligadas a informar y a dejar de acudir al centro.

Se les pedirá además que indiquen con qué personas han tenido contacto en el centro y qué zonas comunes han utilizado.

Se procederá desinfectar tales zonas así como sus despachos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.