Cómo puede ayudar un perito informático a ganar un juicio

La figura del perito informático es muy relevante durante el proceso judicial, ya que está capacitado para identificar la información que resulte relevante y analizar la que sea necesaria. El perito informático actúa como un auxiliar de la justicia, obligado a decir siempre la verdad.



Qué es un perito informático

El perito informático es el encargado de realizar análisis sobre evidencias informáticas, con el fin de realizar un dictamen profesional sobre una o varias cuestiones planteadas por el cliente o juez.

El peritaje informático se ha convertido actualmente en una disciplina de gran utilidad debido al alto nivel tecnológico de la sociedad actual.

Cuándo es necesario un perito informático

Contratar a un perito informático es de vital importancia durante el procedimiento judicial para poder aportar evidencias informáticas como pruebas válidas (capturas de pantalla, conversaciones de WhatsApp…)

El perito informático está capacitado para cumplir con la cadena de custodia de la evidencia digital en cuestión y que esta pueda ser utilizada como prueba en el juicio.

El cumplimiento de la cadena de custodia requiere un gran conocimiento y capacidad de análisis forense informático para evitar que la evidencia se contamine y que el peritaje sea impugnado.

Por lo que, es de gran importancia el aspecto formal a la hora de presentar un informe pericial. En Perito Judicial Group analizamos todos los aspectos relevantes, tanto técnicos como propiamente formales, que puedan afectar al desarrollo y desenlace de un juicio

Además, las Sentencias del Tribunal Supremo, obligan a que cualquier prueba informática que se presente en un procedimiento judicial, sea avalada por un informe pericial y firmada por un perito informático, ya que este tipo de pruebas se pueden  manipular fácilmente.

Cuales son las funciones de un perito informático

En primer lugar, la función del perito puede ser preventiva,  a través del servicio de auditoría de seguridad informática, para comprobar el grado de protección ante el riesgo de sufrir un ataque cibernético (cifrado de datos, fraude online, privacidad…).

Por otro lado,  una vez que los delincuentes informáticos hayan vulnerado la seguridad de la empresa o persona a través de una página web, el perito informático lleva a cabo una tarea de investigación y análisis.

Durante este proceso, el perito selecciona los equipos que se van a investigar y se protege la prueba a partir de una copia forense para evitar dañar la prueba original.

A través de esta copia forense se recupera toda la información del disco, incluso aquella que ha sido eliminada, y se reconstruyen los pasos que el delincuente cibernético ha realizado en el equipo.

Otra de las funciones del perito informático es la de asesorar a las víctimas y los dictámenes judiciales a través de las evidencias digitales. Esto es muy común en delitos de ciberacoso o en el uso de medios de comunicación digitales para ataques personales o divulgación de información personal.

Campos de actuación

Ante la preocupación de las empresas relativas al robo de la información, bloqueo de los sistemas de la empresa o daño de la imagen de esta, la figura del perito informático puede ser muy útil en las siguientes áreas:

  • Control de dispositivos y medios de entrada y salida de la información, para conocer qué ha pasado con una información, quién  y cuándo ha ocurrido el evento.
  • Investigar cuando se produce un ataque o intrusión no autorizada en el sistema, para conocer quién ha podido producirlo, cómo lo ha hecho y qué impacto ha tenido.
  • Robo y sustracción de la información, para conocer quién ha tenido acceso, como lo ha hecho y cómo se puede probar este hecho.
  • Abuso o uso inadecuado de los medios de la empresa en los que el empleado utiliza la conexión a Internet para usos no laborales e inadecuados.

Quién puede ser perito informático

Para llegar a ser Perito Judicial es necesario estar en posesión de la titulación objeto de la materia del dictamen. Así pues, sii el profesional actuante como perito informático no está titulado, este podrá ser rechazado.

Por eso, la mejor manera de tener la certeza de que un perito informático esté titulado, es que esté colegiado, ya que el cliente podrá investigar el Colegio Profesional de este y confirmar si dicho perito está realmente colegiado.

No se debe olvidar que el perito informático, debido a su formación en la universidad, debe estar capacitado para realizar análisis forenses, generar pruebas a partir de evidencias y extraer conclusiones que serán plasmadas en informes que es capaz de defender ante los Tribunales con un lenguaje sencillo.

Estudios y formación necesaria

El primer paso para ser Perito Informático para poder desempeñar el ejercicio de su profesión es estar habilitado para ello. Por lo tanto, debe contar con una formación en Ingeniería informática o Ingeniería Técnica Informática.

Además, el perito deberá estar colegiado, o en un Colegio de Ingenieros Técnicos en Informática o en un Colegio de Ingenieros en Informática, pero no sólo eso.

Es necesaria la continua actualización de conocimientos, por eso es aconsejable acudir a cursos o seminarios sobre Derecho Procesal y seguridad informática.

El incumplimineto de los requisitos para ser perito informático puede repercutir tanto en el propio perito como en el cliente de la siguiente manera:

  • Puede provocar que no se tenga en cuenta del dictamen en el proceso judicial.
  • Que el profesional que actúe como perito informático y carezca de titulación oficial, cometa intrusismo laboral.

El delito de intrusismo laboral está tipificado en el artículo 403 del Código Penal y puede ser castigado con una pena de multa de seis a doce meses.

Habilidades del perito informático

Existen algunas actitudes o habilidades que harán que el perito informático realice su función de manera correcta:

  • El perito debe dominar la técnica para realizar un dictamen pericial informático.
  • Debe carecer de miedo escénico.
  • Poseer conocimientos jurídicos que complementen los de su profesión.
  • Estar capacitado para intervenir en una vista oral.

Es cierto que el perito informático no tiene que tener los conocimientos procesales con la profundidad de un abogado, sin embargo, sí debe ser capaz de buscar la verdad material y no la defensa a ultranza de su cliente.

Por todo esto, no todo buen profesional de la informática es un buen perito informático, pero sí todo perito informático debe ser un buen profesional de la informática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *