Certificaciones de calidad para un negocio próspero

Los certificados de calidad son, actualmente, garantía de confianza a largo plazo tanto para consumidores como para clientes, proveedores, colaboradores, o para los demás agentes del entorno organizacional. 

Obtener este tipo de certificaciones ayuda a mejorar la imagen de las empresas y se correlaciona de forma directa con el estatus y el crecimiento de una organización.

La evolución de los estándares de calidad, de los reglamentos y normativas, ha hecho que muchas empresas de todo el mundo busquen la innovación y la mejora continua de sus procedimientos internos, en sectores de los más diversos.

A lo largo del tiempo, estas se han convertido en símbolo de transparencia y fiabilidad. Reflejan una imagen honesta, ética y respetable de tu modelo de negocio, hacia el exterior. 

Prueba de ello son las normas ISO que permiten a las empresas llevar a cabo estrategias más competitivas y ambiciosas. De igual forma, ayudan a simplificar la toma de decisiones y orientan hacia un modelo de sistema de gestión integrado. 

El certificado SAE por su parte, es imprescindible para las empresas que se dedican a la exportación de alimentos de origen animal a otros países.Certificado SAE: envía productos a nivel mundial fuera de la UE

El certificado SAE (Sistema de Autocontrol Específico), es un sistema auditado de controles específicos para la exportación de productos destinados al consumo humano (pescado, carne, lácteos, huevos, artículos compuestos, etc.)

Este ayuda a acreditar el cumplimiento de los requisitos de trazabilidad y sanidad exigibles por el país importador, que no sean equivalentes a los de la normativa europea.

En un mercado globalizado este sello permite llegar a nuevos mercados y ampliar tu alcance, a través de un sistema legal, completamente lícito, y honesto.

A través de este certificado, tendrás abiertas las puertas de la exportación en todo el mundo. Lograrás fluidez en tus ventas, mientras trabajas bajo una normativa de calidad, una clara ventaja competitiva que te diferenciará de tu competencia.

Reglamento EMAS, desarrollo y sostenibilidad ambiental

EMAS (Eco-Management and Audit Scheme), es un instrumento de gestión y auditoría ambiental, completamente voluntario, que permite evaluar el impacto ambiental. 

El enfoque que hay detrás de este reglamento se basa en impulsar la protección del medio ambiente y el desarrollo sostenible de los ecosistemas. 

EMAS se basa en la norma ISO 14001 y propone un sistema muy eficaz para mejorar el desempeño ambiental y para desarrollar una economía circular. 

Sin embargo, hay mucho más detrás de este programa como por ejemplo:

  • Ayuda a mantener una postura proactiva en la protección medioambiental. Establece indicadores esenciales y de obligado cumplimiento para analizar el uso eficiente de recursos desde una perspectiva circular.
  • Vela por la prevención y disminución de la contaminación. Además de asegurar el cumplimiento a rajatabla de las leyes, permite anticiparse a la aprobación de nuevos requisitos que contribuyan a minimizar riesgos, desde una perspectiva preventiva.
  • Favorece la concientización de los empleados en búsqueda de mejoras de la gestión medioambiental.
  • Propicia la innovación y el desarrollo de tecnologías, procesos y de herramientas amigables con el entorno así como el empleo de materiales menos contaminantes.
  • Ayuda a reducir costes asociados a la gestión de recursos y residuos y evita las posibles sanciones derivadas de los riesgos medioambientales

Norma ISO-9001,destaca en el mercado por tus servicios de calidad

El certificado ISO-9001 es un referente de a nivel mundial, puesto en práctica por más de un millón de organizaciones, que establece las directrices para la consecución de un sistema de gestión de calidad (SGC).

La implementación de esta certificación, garantiza que tu empresa se compromete a mantener ciertos estándares en cuanto a los bienes y/o servicios prestados con el objetivo de satisfacer a los clientes. Asimismo, contribuye a:

  • Mejorar la imagen y confianza de los consumidores o clientes
  • Satisfacción y fidelización de clientes ya que se identifican necesidades para dar respuestas
  • Participación de los trabajadores en la gestión para la mejora continua
  • Eficiencia de procesos y reducción de costes.

Todo el proceso productivo como la calidad de producción se analizan en búsqueda de la mejora continua. 

Los principios de referencia son el enfoque hacia cliente, el liderazgo, la participación del personal, la mejora continua, toma de decisiones y la correcta gestión de las relaciones. 

A menudo se utiliza cuando grupos de un sector quieran añadir ciertos requisitos específicos para crear un estándar del sector en cuestión. Y en muchos ámbitos es un requisito para seguir en el mercado.

Al tratarse de requisitos tan generales, pueden ser adoptados por cualquier tipo de organización de cualquier sector, tamaño o tipo, incluso por autónomos o instituciones sin ánimo de lucro. 

Norma ISO 14001: respetar el ambiente

La certificación ISO 14001 es un estándar internacional que permite a las empresas demostrar responsabilidad y compromiso con la protección del medioambiente, a través de la gestión de los riesgos de la misma índole, asociados a sus respectivas actividades productivas.

Sirve fundamentalmente para identificar y gestionar los riesgos ambientales derivados de sus procesos internos reduciendo al mínimo el impacto de sus actividades productivas.

La prevención y la protección son dos de sus pilares fundamentales.

Al introducir esta norma dentro de la gestión global de tu negocio, conseguirás:

  • Demostrar compromiso con una gestión sostenible e integral, donde todos los agentes participen de forma proactiva y voluntaria
  • Reducir los costes derivados del uso de los recursos de forma inteligente
  • Evitar sanciones importantes
  • Mejorar la reputación de tu empresa y conseguir múltiples ventajas competitivas

La certificación SGA (Sistemas de Gestión Ambiental) de la norma ISO 14001, es importante para aquellas organizaciones que quieran demostrar, voluntariamente, su compromiso medioambiental ante la sociedad y ganarse su confianza.

Además, gracias a este sistema se podrá analizar el impacto medioambiental, en función de las acciones correctivas que llevan a cabo las empresas. 

La calidad es actualmente, un aspecto vital para el desarrollo de cualquier empresa. Los distintos reglamentos al respecto sirven para fomentar, a nivel mundial, un servicio impecable, transparencia, ética y respeto hacia el medioambiente.

La Unión Europea ha invertido mucho tiempo y esfuerzo en el desarrollo de certificaciones de lo más diversas para unificar los estándares exigibles para una organización de éxito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.