Un programa ERP mejora la gestión de los almacenes

Actualmente, la integración del ERP en las empresas es uno de los mejores sistemas de gestión de almacenes. Esta herramienta tecnológica nos permite tener más control en la facturación, los clientes, el stock, las ventas y devoluciones, entre otras tareas, gracias a la automatización. Esto se traduce en un aumento de la productividad y los beneficios.

Un software supone un gran ahorro para las empresas y, además, favorece la productividad del sector, por lo que supone una gran ayuda para el e-commerce. Indudablemente, se abaratan los costes administrativos y se reduce el trabajo manual, por lo tanto, el riesgo es menor. Hoy en día, la logística cumple un papel muy importante en la satisfacción del cliente, por dicha razón, hay que contar con la herramienta tecnológica que nos garantice los mejores resultados.

Las ventajas de un programa ERP en la logística

Las empresas que cuentan con un programa erp tanto en la gestión de sus compras como durante el proceso de la logística serán más competitivas en su nicho de mercado. Si por algo se caracteriza esta tecnología es por brindar mayor eficiencia al reducir el trabajo manual. Actualmente, la digitalización permite un mayo control del negocio para mejorar la calidad del servicio.

Sin duda alguna, acciones como agrupar el stock según su categoría, programar la recepción del producto, controlar las existencias y hacer el envío en tiempo y hora, evitará comprometer a la tesorería de la empresa. Por lo tanto, la gestión de un almacén de forma rápida y efectiva garantiza la productividad y aumenta la satisfacción del cliente.

En este sentido, hay que elegir un software adecuado, como el que nos propone Ekon, para controlar la entrada y salida de los artículos, así como hacer un seguimiento y control del pedido. El registro digital ofrece muchas ventajas, por lo que enumeramos algunas de estas:

  1. Es ideal para optimizar el flujo del negocio y aumentar la productividad.
  2. Sirve para reducir los costes y evitar los posibles errores en las tareas manuales.
  3. Esta tecnología es muy fiable para realizar entregas en el lugar y plazo de tiempo indicado.
  4. Asimismo, permite un trabajo más rápido y adaptarse a los cambios de forma más rápida y eficaz.
  5. Todo esto se traduce en una mejor relación con el cliente, lo que permite la fidelización y mejorar el branding.

Además, esta solución específica para la cadena de suministros se caracteriza por integrar varios módulos que nos permiten coordinar las diferentes tareas y lograr una mayor eficacia. En función de las necesidades de cada negocio, se puede instalar distintas opciones según los requisitos del cliente. Por lo tanto, la escalabilidad es un factor clave, ya que un ERP modular se adapta al crecimiento empresarial y forma parte del resultado.

En definitiva, la implementación de un sistema de gestión para los almacenes para controlar el stock, su clasificación, el volumen de las ventas o la relación con los clientes, son solo algunas de las funcionalidades de un ERP. Además, el correcto seguimiento de los KPI nos ofrecerá datos muy interesantes para un mejor desempeño empresarial.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.