Un 0,9% de crecimiento ha tenido el salario bruto de los españoles en un año

La Encuesta Anual de Coste Laboral que es elaborada por el INE (Instituto Nacional de Estadística) ha reflejado que para el año 2018 el salario bruto anual se situó en los 23.003,2 euros, lo que supone un crecimiento del 0,9% si lo comparamos con el mismo para el año anterior.

            Se ha evidenciado, a raíz de ello, un ascenso en el coste neto que cada empresa tiene que cancelar por sus trabajadores. Para el año 2018 creció un 1,1% en comparación al año precedente, pues se tuvo que cancelar 30.883,4 euros de media.

            Otro dato que se debe tener en cuenta es cómo han subido las subvenciones y deducciones públicas a una cifra de 202,3 euros, ello contribuye a que el coste bruto por cada trabajador haya alcanzado los 31.085,7 euros el año pasado, un avance que corresponde al año 2017 también de 1,1%.

El 23,1% del total se ven representadas por las cotizaciones a la Seguridad Social

            El coste bruto del salario representa el 74%, las cotizaciones a la Seguridad Social han ascendido a los 7.187,4 euros por cada trabajador por lo que han llegado a representar el 23,1% de todo el total. Sumando esto se tiene que los salarios y las cotizaciones representan el 98,1% del coste bruto.

            Además de lo que se ha mencionado anteriormente, al menos 412 euros se destinan anualmente a los beneficios sociales por trabajador, lo que corresponde entonces los planes de las pensiones, las cotizaciones voluntarias a seguros, prestaciones complementarias a la Seguridad Social, entre otras.

            Para otros gastos derivados del trabajo se utilizaron otros 208,69 euros, estos pueden estar relacionados con las indemnizaciones por el fin de un contrato, los uniformes de trabajo, el transporte de las empresas, entre otros.

            En caso de las indemnizaciones por despido estas fueron llevadas a 192,1 euros, y la formación profesional hasta 82,3 euros.

No existieron grandes variaciones en las condiciones de trabajo

            Para el año 2018 se llevó a cabo un convenio colectivo donde al menos el 94,1% de las empresas se encargaron de regular sus condiciones laborales. Esto tuvo un efecto en al menos el 88,2% de los trabajadores, una cifra que se asemeja a las que se tuvieron para el año 2017.

            Durante el año pasado sólo el 2,1% de los centros de trabajo que pertenecieron al convenio (los cuales representaban el 3,8% de todos los trabajadores) fueron quienes notaron que se modificaron sus condiciones de trabajo.

            Es por ello que se pudo evidenciar entonces como hubo una ligera subida en cuanto al porcentaje de los centros que sí modificaron sus condiciones de trabajo en relación con los que tomaron la misma acción para el año 2017.

El futuro de esto sigue siendo un misterio

            Aunque muchos expertos quizá querrán aportar que el panorama está claro, y el salario bruto anual se mantendrá en ascenso muchos otros dicen que esto quizá no sea posible por mucho tiempo. Sólo queda esperar los hechos y confirmar las teorías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *