¿Son aún rentables las empresas de casinos?

Mucho se habla de las industrias que están dando mejores beneficios económicos en el siglo XXI. La empresa de tecnología y software se vieron como las industrias que iban a ser el futuro de la economía. Pero, poco nos fijamos en si aún los rubros económicos de antes siguen siendo rentables. Hablamos, por ejemplo, de la agricultura, la farmacéutica y por qué no decir los juegos de apuestas. En esta ocasión queremos hacer una revisión a las empresas enfocadas a los casinos. ¿Realmente aún son rentables? ¿tienen un presente y futuro en internet?

Los casinos del pasado y del presente

Cuando escuchamos hablar de casinos y juegos de apuestas las primeras imágenes que se nos vienen a la mente son centros de apuestas inmensos, hoteles de lujo, shows de entretenimiento en la noche y gente divirtiéndose por horas. Sin embargo, no siempre esta fue la imagen que se tenía de los casinos y tampoco es y será la imagen que tendremos de los nuevos casinos.

Los primeros casinos aparecieron prácticamente como pequeños locales que ofrecían diferentes juegos de apuestas y un espacio de esparcimiento, algo así como los bares del Viejo Oeste que vemos en algunas películas. Estos lugares eran considerados marginales y muy fuera de lo legal.

Sin embargo, con el tiempo estos centros de apuestas que después fueron llamados casinos adquirieron mejor reputación y sofisticaron sus juegos y oferta de entretenimiento. Así, ya entrando al Siglo XX los casinos empezaron a consolidarse como verdaderos centros de diversión y clase. Los más altos personajes de la sociedad se reunían en casinos increíbles para pasar horas de diversión.

Todo este fenómeno cultural trajo consigo también una revolución económica. Prácticamente aparecieron ciudades que se construyeron y crecieron alrededor de los casinos y los juegos de apuestas. Uno de los ejemplos más populares es Las Vegas y un caso más actual es el de la ciudad de Macao, ambos aún grandes destinos turísticos del juego y la diversión nocturna.

Los casinos del presente y del futuro

Cuando algo nuevo aparece no desplaza de manera inmediata aquello que todos conocemos. Esto pasa ahora con el tema de los casinos y las empresas que se dedican a este rubro. Aún hoy son muy concurridos los casinos físicos más famosos del mundo. Sin embargo, con la llegada de internet esto ha ido cambiando poco a poco.

Internet llegó y cambió todo en nuestra vida. Cuando aparecieron los primeros ordenadores de escritorio muchos nos sorprendimos porque podíamos jugar a las cartas o a los dados en nuestra casa. Y cuando podíamos conectarnos con otras personas en la red pudimos ver que podíamos replicar ese entretenimiento de los casinos en casinos en línea. Este proceso de transición ha sido relativamente lento. Los primeros juegos de casino en línea fueron muy limitados y tenían mucho que envidiar a los clásicos juegos de casino físicos. Pero, a pesar de esto, la industria de casinos en internet fue de a poco creciendo y ganando un espacio en el mundo de las apuestas.

Por eso hoy es que vemos realmente gigantes casas de apuestas online. Muchas empresas que se dedican a los casinos exclusivamente fijan sus operaciones en internet y también algunos de los viejos conocidos casinos físicos empezaron a abrir sus plataformas web.

Este presente de los casinos ya nos puede responder la pregunta que nos hacíamos al inicio. Las empresas de casinos aún tienen mucha salud y vida. Tanto los casinos físicos como online tienen mucho que dar y parecen estar muy abiertos a los nuevos cambios que el mundo presenta.

Las grandes economías que no desaparecen

Tal vez por lo leído hasta aquí quedaste sorprendido por el tamaño de la industria de los juegos de casino, sobre todo los casinos online. Para que esto ahora no te sea tan extraño te invitamos a que recuerdes algunos de los auspiciadores más importantes de algunos clubes de fútbol del mundo. Te darás cuenta que en esta lista existen no pocas empresas de casinos online y casas de apuestas deportivas.

Similares historias podemos encontrar en otros sectores empresariales que podríamos considerar anticuados o caducos. El cine que parecía que desaparecería con la llegada de la televisión hoy goza de un nuevo aire gracias a la aparición de las plataformas de streaming. Y ni hablar de la música que es de las que mejor ha sabido acomodarse a las nuevas maneras de distribución de contenido que ofrece internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.