Soldadura de láser, todo lo que hay que saber sobre este proceso

La soldadura por láser es uno de los procesos más utilizados en diferentes sectores industriales, gracias a su amplia variedad de aplicaciones y los beneficios que aporta para los distintos trabajos donde se utilice. Conocer más sobre ella, ayudará a saber si es la opción que se necesita para los trabajos de soldadura que se deban realizar.

¿Qué beneficios aporta?

La soldadura de elementos y piezas dentro de la industria es algo de suma importancia, y ante estas necesidades, la soldadura laser puede ser una de las soluciones más utilizadas actualmente, gracias a todos los beneficios que aporta su uso.

Una de las principales ventajas de este tipo de soldadura es la rapidez, la cual alcanza 0-120mm/s, una velocidad de trabajo que en comparación con otros tipos de soldadura, es más alta. Esto permite soldar de manera más rápida y con un buen acabado al finalizar.

Un problema bastante común al momento de soldar, es la deformación de la superficie de las piezas a soldar. Pero con este tipo de soldadura, la deformación es mínima, de esta manera se pueden realizar trabajos con costuras de menor tamaño, consiguiendo una buena anchura y profundidad.

Con otros tipos de soldadura, el proceso de repasado es esencial para conseguir un mejor resultado. Sin embargo, con el láser se elimina este proceso de pulir después de soldar, por lo que se ahorra tiempo y esfuerzo dentro de los procesos industriales.

La soldadura de este tipo no necesita contar con una larga experiencia para conseguir buenos resultados, ya que ofrece un uso sencillo y cómodo durante todo el proceso. De esta forma se puede conseguir una buena presentación, sin generar humo, y sin dejar marcas que deban arreglarse después.

También cuenta con un sistema de control integrado que permitirá variar sus rangos, el ángulo y la anchura de la soldadura, gracias a esto se podrá trabajar con cualquier tipo de superficie.

Aplicaciones de esta soldadura

La soldadura de este tipo permite diversos tipos de aplicaciones, como la soldadura de acero inoxidable, acero de carbono o acero galvanizado, las cuales pueden ser las más comunes. Sin embargo, también funciona para soldar algunos plásticos y metales, como el oro o la plata, por lo que su uso dentro del sector de la industria es muy variado.

Mayormente, este tipo de soldadura se usa para soldar piezas de automoción, para muebles metálicos, partes de electrodomésticos, tuberías, piezas de aluminio, entre otros elementos esenciales dentro de una empresa.

La tecnología láser que utilizan estos equipos destaca por ser muy versátil, permitiendo realizar cortes, grabadores, marcados y hasta limpiezas sobre cualquier tipo de superficie, con la garantía de obtener buenos resultados en los diferentes trabajos.

Soldadoras tradicionales vs láser

Las maquinas de soldar por laser pueden tener varias diferencias importantes con las máquinas de soldar tradicionales, que vale la pena conocer. La soldadura láser puede conseguir una gran resistencia y fuerza al soldar, manteniendo las piezas unidas durante mucho más tiempo.

Además, para conseguir un acabado con buen aspecto y con las soldadoras tradicionales, se necesita tener mucha experiencia y técnica. En cambio, las de tipo láser pueden ser utilizadas por cualquier profesional sin que tenga años de experiencia o muchos conocimientos, con la posibilidad de obtener un buen resultado.

De igual manera, la soldadura por láser, al ser más rápida, permitirá un mejor uso del tiempo al soldar, consiguiendo trabajar sobre las piezas con mayor eficiencia. Mientras que la tradicional requiere más tiempo y atención para conseguir el resultado deseado.

Las tasas de soldadura que pueden ofrecer las máquinas de soldar por láser son más altas en comparación con las tradicionales, por lo que funcionarán de forma óptima para aplicaciones de gran volumen que se requieran dentro de la industria.

La soldadura láser es uno de los procesos más útiles para diversos sectores industriales, ya que sus beneficios mejoran el rendimiento y la productividad de los profesionales al momento de soldar, de esta manera se podrá soldar con más rapidez, facilidad y con un mejor acabado, sobre las diferentes piezas que sea necesario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.