¿Qué cubren las distintas pólizas de seguros de coches?

Las estadísticas de los siniestros que implican vehículos no son nada alentadoras. Sólo el año pasado, los accidentes de tráfico han cobrado la vida de 1004 personas, según los datos de la Dirección General de Tráfico.

Para reparar o indemnizar los posibles daños producidos por los accidentes de tráfico, la legislación vigente obliga a todos los vehículos en circulación, tener contratado un seguro con una coberturas mínimas.

Pero, ante la gran diversidad de modalidades de seguro que existen y la multitud de compañías que ofrecen estos seguros, elegir el seguro de coche idóneo puede ser un verdadero quebradero de cabeza.

En este post vamos a hablar sobre algunos conceptos básicos que hay que tener en cuenta a la hora de contratar el seguro de tu coche.

¿Cómo elijo el seguro que mejor se adapta a mi?

Si eres un novato en el tema de los seguros de coches, es muy posible que ante el bombardeo de información y de la gran variedad de compañías aseguradoras que existen, te puedas sentir confuso.

Aunque existen tres tipos de seguros típicos que todas las aseguradoras ofrecen, hay detalles que pueden cambiar de una compañía a otra.  Antes de optar por una modalidad u otra debes asegurarte de las coberturas que se ofrecen, eso es, el nivel de protección de tu vehículo.

Tipo de seguros

Seguros a terceros

Este tipo de seguro es una alternativa muy básica, pero suficiente para contar con la protección mínima exigida por la Ley y para que un coche pueda circular por las carreteras.

Aunque incluye ciertas coberturas para protegerte a ti y a tu vehículo tal y como la defensa jurídica o la asistencia en carretera, su cobertura principal es la responsabilidad civil (RC) obligatoria, que cubre los daños materiales y/o personales que tu vehículo pueda ocasionar a terceros. Además, incluye:

  • Responsabilidad Civil Voluntaria. A diferencia de la cobertura RC obligatoria, actúa por daños en el coche parado, que se encuentra estacionado, o en situaciones diversas y cotidianas  en las que se puedan ocasionar daños a terceros.
  • Asistencia en carretera
  • Defensa Jurídica mediante la cual se asumen los gastos derivados de cualquier proceso legal que tenga como desencadenante un accidente de tráfico. Asimismo, te ayuda a gestionar reclamaciones, te asesora y te ayuda a recurrir multas de tráfico.

Ciertas compañías ofrecen la posibilidad de contratar una modalidad del seguro a terceros que incluye la sustitución de las lunas o vehículos de sustitución.

Es la opción idónea y la más económica recomendada en el caso de que el valor venal de tu coche sea muy bajo

Seguros a terceros ampliados

Los seguros a terceros ampliados son menos básicos y ofrecen una gama de servicios y una asistencia más específicos. Este tipo de póliza cubre la pérdida total del vehículo por robo o incendio e incluye coberturas de distinta índole, no contempladas por el seguro a terceros básico, como rotura total o parcial de lunas o parabrisas, seguro por incendio, reparación de daños, etc.

Las coberturas del seguro a terceros ampliados:

  • Daños personales que incluyen una compensación económica en caso de daños físicos, invalidez o fallecimiento derivados de una colisión.
  • Lunas. La cobertura de lunas se encarga de reparar o sustituir los cristales (parabrisas, ventanillas laterales, luna trasera e incluso techos solares
  • Incendio. Esta garantía cubre daños que pueda sufrir un vehículo debido a una explosión o incendio. Es válida tanto para coches estacionados, como en circulación o remolcados.
  • Robo total o daños derivados. La cobertura de robo cubre situaciones como intentos de robo y los posibles daños ocasionados, así como la pérdida del vehículo.

Seguro a todo riesgo 

El seguro a todo riesgo ofrece un nivel de protección muy completo tanto para el conductor como para el vehículo. Incorpora las coberturas que comentamos anteriormente y otras complementarias.

La particularidad de este tipo de seguro es que incluye la cobertura de daños propios mediante la cual, la aseguradora se hace cargo de los posibles daños derivados de un accidente (seas o no seas tú el responsable), o de otras causas como hundimientos de terreno, vandalismo y otras situaciones, como incendio, explosiones o caídas de rayo.

Además, dependiendo de la compañía, se puede ofrecer vehículo de sustitución, asegurar al conductor y allegados o ofrecer subsidios en caso de retirada del carnet.

Si has sufrido un daño total, y tu vehículo no supera los 2 años desde la primera matriculación se te indemnizará por el mismo valor de adquisición.

Se puede contratar una póliza a todo riesgo con franquicia con franquicia cubre sólo una parte de los gastos relacionados con el siniestro, mientras que los sin franquicia que son más completos y efectivos. En este último caso la compañía se encarga de proteger de forma integral, en cualquier circunstancia.

¿Cuánto cuesta el seguro de tu coche?

No existen rangos fijos de precios para contratar un determinado seguro de coche. El valor del seguro de tu coche dependerá fundamentalmente de la compañía aseguradora y del tipo de cobertura contratada.

Asimismo, dependerá de la edad del conductor y del uso que se le vaya a dar al vehículo.

Tener un seguro de coche adecuado y personalizado es la mejor alternativa para viajar sin estrés y disfrutar. Ante cualquier siniestro podrás disfrutar de soluciones inmediatas y asesoramiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.