¿Por qué comprar e instalar una piscina de poliéster?

Las piscinas de poliéster a menudo son conocidas también como piscinas prefabricadas. Responden a una necesidad creciente de familias y emprendedores de contar con zonas de baño de alta calidad y prestancia, pero sin las posibles desventajas que una piscina tradicional, de obra, conlleva.

Comprar e instalar una piscina poliéster es muy fácil gracias a empresas que mantienen un catálogo activo en internet, por lo que la búsqueda, las cotizaciones y las elecciones están a un clic de distancia.

El poliéster se ha convertido en un material muy popular tanto por su coste como por su resistencia. En el caso de las piscinas eso responde a ser una ventaja importante, aunque no la única a considerar al momento de instalar una piscina en casa.

Estanqueidad absoluta

Las piscinas de obra en la actualidad suelen ser las más populares porque son las más conocidas por la mayoría de las personas. Sin embargo, son las piscinas de poliéster las que se llevan el premio en lo que a la resistencia y a la estanqueidad se refiere.

Por la forma en que se construyen -en una sola pieza, o monocasco- la posibilidad de una fuga o de una grieta es igual a cero, algo que no puede ofrecer una piscina de obra ni en las mejores condiciones de diseño y construcción.

Rapidez y economía

Ambas son de las características mejor descritas de las piscinas prefabricadas.

El propio proceso de prefabricación implica un ahorro sustancial de costes y de tiempo -el cliente solo necesitará disponer de un par de días para la instalación en el sitio final- y por los materiales que utiliza siempre resultarán entre un 15% y 35% más económicas que una piscina de obras de iguales dimensiones y características físicas.

Personalización

Se pueden escoger dependiendo del uso. Si son para nadar, para que se bañen los niños, profundas o de dimensiones comedidas. Se pueden escoger dependiendo de las formas, donde las más populares en la actualidad son las que se personalizan totalmente en profundidades, formas abstractas y hasta semejanzas con piscinas famosas o estilos de acuerdo al espacio en la casa.

También sucede así con los colores o acabados, pero también con la inserción de muchos accesorios, desde cascadas a escaleras, añadiendo no solo funcionalidad a la piscina, sino mucho vanguardismo a un precio que siempre quedará por debajo de lo que una piscina de obra costaría.

Durabilidad

Considerando el precio inicial de una piscina de poliéster frente a una piscina de obras –entre un 15% y un 30% menos por dimensiones idénticas-, comprar la primera siempre será más ventajoso que comprar la segunda opción, al menos en la mayoría de las situaciones domésticas o de uso en pequeños establecimientos.

Pero, a su vez, se debe considerar la durabilidad como una característica propia del ahorro económico. En principio, las piscinas de poliéster no necesitan más cuidados que los de una piscina tradicional, y por utilizar un material hipoalergénico desarrollan menos problemas de agentes externos que ensucien o contaminen el agua, de modo que el mantenimiento es mucho más fácil y requiere de menor cantidad de productos químicos.

Por estar hechas en un solo casco, su durabilidad se ve todavía más incrementada. Las empresas más reconocidas del sector utilizan poliéster como una de las tantas capas de resistencia adicionales para las piscinas que comercializan, de modo que no tendrán nada que envidiar a piscinas hechas con materiales tradicionales, lo que afectará positivamente a la durabilidad de la misma pero, indudablemente, al presupuesto.

Muchas son las razones por las que siempre conviene tener una piscina en casa. Desde aprovechar el buen tiempo de la temporada de verano hasta brindar valor a un espacio exterior de la casa. Las piscinas fabricadas en poliéster son en la actualidad una de las mejores decisiones, sobre todo para familias que quieren una relación óptima entre la calidad, la resistencia y el aspecto de la piscina y el precio a pagar por ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.