Plan de incentivos para motivar a los empleados

incentivos

Un plan de incentivos es considerado un valor añadido para cualquier entorno empresarial. Consiste, fundamentalmente, en un programa en el cual se analizan y se coordinan cuáles serían los incentivos más adecuados y eficientes para cada organización y empleado.

El objetivo primordial es aumentar la motivación de los empleados y por ende incrementar la productividad y mejorar los resultados de una organización.

Este tipo de estímulos son adicionales al sueldo y pueden ser económicas o no.

Para que el plan sea efectivo, el empleado debe ser recompensado por el esfuerzo y dedicación que ha demostrado en el ejercicio de sus tareas.

incentivos

Un proyecto de incentivo tiene que ser claro y sencillo y que además, los premios y objetivos sean cuantificables.

Una vez establecido el plan de incentivo, la empresa deberá analizar y evaluar constantemente el ambiente, el cumplimiento de los objetivos, la motivación de los empleados, posibles puntos débiles del programa, etc., con el objetivo de mejorar de forma continua.

Objetivos de un programa de incentivos laborales

Los principales objetivos del programa de estimulación en el trabajo son:

  • Aumentar la motivación del personal
  • Crecimiento profesional en cada uno de los trabajadores
  • Mejora el entorno laboral, ya que se podrán plantear objetivos grupales para que los trabajadores tengan que trabajar en equipo
  • Aumenta la productividad
  • Compromete y fideliza a los trabajadores para que permanezcan en la organización.
  • Captación de nuevos talentos para que se unan al equipo de trabajo.
  • Evaluación de resultados y optimización de procesos.

Tipos de incentivos laborales

Existen 2 tipos de estímulos laborales que son:

Incentivo económico

Un incentivo económico de puede ofrecer al empleado como bonos canjeables de cualquier tipo, cheques regalo, dinero, salario adicional o algún tipo de regalo material.

Incentivo moral no económico

Consiste en beneficios no económicos que recibe el trabajador como puede ser: más días de vacaciones, un horario más flexible, reconocimientos, etc.

Principales ventajas de implementar un programa de incentivos

  • Motivación: es uno de los primeros beneficios al poner en marcha este proyecto. Para ganar la recompensa los empleados tendrán que esforzarse y cumplir los objetivos, lo que supone una estimulación extra motivadora muchas veces.
  • Valoración del desempeño: a través del plan de incentivo el empresario podrá conocer el rendimiento de los empleados. Verificar si cumplen o no con las tareas asignadas y objetivos preestablecidos es un punto clave para alcanzar el éxito en el entorno laboral. A esto se le conoce como curva de desempeño.
  • Detección de talentos: un plan de incentivos permitirá también reconocer el talento dentro de la organización, ubicando a cada profesional en el puesto y cargo de trabajo que sus conocimientos y desempeño le corresponda. En este sentido, se asignaría planes de desarrollo sólo a los mejores.
  • Retención de talentos: retener y premiar a los mejores talentos en una empresa es una de las armas más poderosa. Asimismo, esto te abrirá la posibilidad de atraer nuevos talentos.
  • Más beneficio que coste: un buen programa de incentivos, diseñado de forma adecuada, producirá más beneficios que costes.
  • Fortalece el trabajo en equipo: este proyecto contribuye a la mejora del trabajo en equipo de una organización. El clima laboral mejorará un 100%.

¿Cómo poner a funcionar un plan de incentivo?

El departamento de RRHH o el empresario de una organización serán los responsables de establecer las condiciones y términos del programa de incentivos, fijando la fecha y los límites del mismo.

Seguidamente, y como requisito indispensable, se deberá informar a todos los empleados por medio de un email o de una reunión presencial, de las condiciones y términos para poner en marcha este programa.

Una vez iniciado el plan de incentivos económicos o no, si el trabajador cumple con los objetivos previamente establecidos, la empresa deberá entregarle el premio prometido.

Un programa de incentivos es un éxito para cualquier tipo de organización ya que sólo trae beneficios. Atrévete a ponerlo en marcha, cuidado hasta el último detalle. Uno de los puntos clave es estudiar previamente cuáles serían los incentivos más atractivos para cada empleado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.