Libertad financiera, ¿cómo puedes llegar allí?

libertad financiera

La libertad financiera consiste en disponer de ingresos pasivos suficientes para no tener que necesitar otras fuentes de ganancias externas manteniendo un estilo de vida determinado. Pagar todas las deudas mensuales y los gastos imprevistos, no preocuparse por la posible pérdida del puesto de trabajo, tener una pensión asegurada, poder dejar de trabajar en cualquier momento, empezar a disfrutar de la vida y hacer lo que más nos apetezca puede parecer una falacia, pero es posible. En este artículo explicaremos los pasos que lo llevarán a la libertad financiera.

Suena muy bien, ¿verdad? ,  pero ¿qué hay que hacer para conseguirlo?

¿Cómo lograr la libertad financiera?

Según indican los expertos existen tres niveles de libertad financiera:

Seguridad financiera

– los ingresos pasivos obtenidos sólo cubren los gastos de las necesidades básicas

Libertad financiera en sí misma

-los ingresos son suficientes para satisfacer un determinado nivel de vida

Libertad financiera absoluta:

-los ingresos pasivos superan los gastos necesarios para mantener un estilo de vida.

Estos son algunas recomendaciones clave que te ayudarán en este arduo proceso:

  • Situación actual. El primer paso es decidir en qué nivel quieres estar, cuánto dinero y cuánto tiempo necesitas para estar en ese nivel y llevar la vida que anhelas. Otro aspecto relevante que se ha de tener presente en todo momento es que la libertad financiera tiene como objetivo ser libre, no ser rico. Si tus metas son demasiado exageradas, puedes fracasar,  desmotivarte y renunciar antes de empezar. Calcula todas las deudas acumuladas a lo largo de los años como por ejemplo hipotecas, préstamos, tarjetas de crédito, etc.  Luego haz un listado con todos tus ahorros e ingresos.
  • El dinero mueve el mundo, es una de las herramientas más poderosas para poder vivir, para lograr objetivos, comprar lo que necesitemos y un muy largo etc. Tenlo siempre presente.
  • Asociar la libertad financiera a objetivos concretos facilitará todo el proceso. Piensa detenidamente en tu propósito final. ¿Quieres independizarte?¿Quieres viajar por todo el mundo?¿Necesitas ahorrar para organizar la boda de tus sueños? La vinculación de cada objetivo a un número concreto te ayudará a enfocarte y a trabajar para conseguirlos.
  • Monitorización. Mantén un estricto control de todos tus gastos y deudas. En este sentido existen aplicaciones que te permiten establecer objetivos en función del dinero disponible en tus cuentas y mantenerte motivado para seguir consiguiendo ingresos pasivos.
  • Tú primero. Antes de pagar las deudas que tengas contraídas destina una pequeña parte mensual para tus ahorros. Págate primero a ti mismo y consigue escalar hacia tu libertad financiera.
  • Moderación. Aunque puede resultar obvio, gastar menos favorece a nuestro patrimonio. Al poner en práctica este consejo te darás cuenta de que realmente necesitas muchas menos cosas materiales para vivir y al mismo tiempo te ayudará a mantener tus finanzas saneadas.
  • Disfruta de la vida durante el proceso. Crea recuerdos e invierte esa parte de dinero destinada a tus gastos en experiencias, en disfrutar de la vida y no en cosas materiales.

En Skyscanner encontrarás vuelos a precios increíbles para empezar a descubrir el mundo y vivir momentos inolvidables.

  • Pagar todas tus deudas te ayudará a acercarte a la libertad financiera y supondrá asimismo un alivio.
  • Ingresos extra  para poder pagar las deudas. Tales ingresos se pueden conseguir de forma activa (trabajando al 100% por ello) o de forma pasiva (invirtiendo esfuerzos mínimos). Para esta última opción, Internet es una valiosísima herramienta. Podrás vender contenido rentable, ser asistente virtual, trabajar como conducto de Uber, emprender tu propio negocio online, sumarte al marketing de afiliados, entre una amplia variedad de opciones adicionales.
  • Llegados a este punto también hemos de pensar en aquellos sucesos inesperados. Tener una cantidad de dinero por el famoso ´´por si acaso´´, ahorrar para tener un fondo de emergencia bien guardado es una buena estrategia para conseguir y mantener la libertad financiera.

La libertad financiera, como se puede intuir, conlleva unos beneficios extraordinarios.  Te ayuda a mantener un nivel de vida deseado, controlar tus gastos y disfrutar al mismo tiempo de la vida como te lo mereces. Aunque hay personas que por diversos motivos no podrán beneficiarse de esta situación utópica, al aplicar nuestros consejos podrán mejorar notablemente su economía.

Todos nos merecemos disfrutar de la libertad financiera. Es sorprendente cuantas personas ya lo han conseguido. Tú también puedes hacerlo, siguiendo estos consejos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *