Las mejores opciones de climatización para almacenes y zonas industriales

Una de las claves del éxito de cualquier almacén o zona industrial está en ofrecer a los trabajadores una buena temperatura y un agradable ambiente de trabajo, que les permita acometer sus tareas en las mejores condiciones y rendir al máximo. Por ello en este post te mostramos las mejores opciones de climatización disponibles para tu almacén industrial.

Sabes que la climatización es importante para que tu almacén industrial funcione a la perfección y para garantizar la productividad de tus trabajadores, pero, ¿cuál será la climatización más adecuada para tu almacén o zona industrial?

Esta es la principal duda que todos tenemos cuando vamos a climatizar un espacio industrial de gran tamaño, ya que hay muchas opciones disponibles, muy diferentes entre sí, que se ajustan mejor o peor en función del tipo de espacio disponible, el tamaño, la afluencia de gente, el lugar en que esté situado, etc.

Efitronic, una empresa especializada en sistemas de climatización evaporativa y control eficiente de ambientes de trabajo, cuenta con múltiples opciones de climatización industrial, ganadera y deportiva, pudiendo escoger el sistema de climatización que mejor se ajuste a las necesidades de cada sector y espacio.

Y en este post vamos a repasar las opciones de climatización industrial que tiene disponibles.

La importancia de la climatización industrial

La climatización industrial incidirá directamente en la productividad de tus empleados y en el éxito de tu almacén, ya que será la encargada de conseguir la temperatura idónea y de garantizar a los empleados un ambiente de trabajo agradable que les permita trabajar en las mejores condiciones.

Consciente de ello, Efitronic dispone de las tecnologías de climatización industrial más avanzadas y eficientes, que destacan por su efectividad pero también por sus precios competitivos, consiguiendo que la instalación de climatizadores en un espacio no suponga un problema económico.

Además, son soluciones muy eficientes a nivel energético, consiguiendo el menor consumo de energía posible y el mayor ahorro energético, y totalmente respetuosas con el medio ambiente, por lo que además de climatizar un ambiente, colaboran con la preservación de nuestro planeta.

Se trata de sistemas de refrigeración evaporativa, también conocidos como sistemas de acondicionamiento adiabático, los cuales se caracterizan por hacer descender la temperatura de una nave industrial, independientemente del sector o de su tamaño, garantizando el mínimo impacto a nivel medioambiental.

Esto se consigue porque estos sistemas de acondicionamiento adiabático funcionan con agua y están equipados con un ventilador de impulsión a motor, lo que significa que necesitan muy poca energía para funcionar, consiguiendo resultados sencillamente espectaculares en muy pocos minutos.

¿Cómo funcionan los sistemas de refrigeración evaporativa de Efitronic?

Aunque a simple vista puede parecer complicado, la realidad es que el funcionamiento de los sistemas de refrigeración evaporativa es muy sencillo, garantizando los mejores resultados independientemente del lugar en el que se instalen.

Este tipo de sistemas están equipados con un ventilador cuya principal función es conseguir que un flujo de aire atraviese un panel especial, conocido en el sector como cooling pad, que está constantemente mojado por una cortina de agua. De esta forma se consigue reducir la temperatura automáticamente hasta llegar a los 12 grados Celsius.

Pero no solo eso, ya que además de descender la temperatura del espacio, estos sistemas también acaban con los malos olores y desplazan los aires, consiguiendo además de una temperatura mucho más agradable, mantener la sala a la temperatura idónea en todo momento.

Por todo ello, los sistemas de refrigeración evaporativa son la mejor opción de climatización para almacenes y zonas industriales, tanto por efectividad, como por sencillez y también por ahorro económico, ya que el motor eléctrico de baja potencia permite hacer funcionar el ventilador de manera constante sin apenas consumir energía.

De este modo, te olvidas de los pesados y grandes compresores de aire, que hasta ahora venían siendo la opción más habitual, y también de las prohibitivas facturas de la luz que generaban estos antiguos sistemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.