Las claves del Código LEI

El Código LEI es un requerimiento imprescindible que se utiliza para identificar a todas las personas que forman parte de una determinada transacción financiera. De este modo es mucho más sencillo cumplir con los diversos requisitos de los mercados financieros y, al mismo tiempo, se reducen las probabilidades de fraude.

¿Lo mejor? Puedes hacer la solicitud de este código en pocos minutos, y es que contrariamente a lo que muchas personas puedan imaginar, es un trámite sumamente rápido. Además, es un código obligatorio para todas las compañías y figuras jurídicas que deseen operar o continuar operando con valores. En España LEI puedes hacer la solicitud de este código en tan solo dos minutos, así como también es posible renovarlo.

¿En qué consiste el Código LEI?

Como comentamos anteriormente, el Código LEI es un código único y global que se utiliza para identificar a los participantes de determinadas entidades financieras. En otras palabras, identifica a las partes contratantes de las transacciones financieras alrededor de todo el mundo. Una ventaja de este código, entre muchas otras, es que reduce de forma significativa los riesgos sistémicos en este tipo de transacciones.

El objetivo principal del Código LEI es reducir los riesgos financieros. En este sentido, cabe destacar que todas las empresas con contratos financieros están obligadas a operar con este código, así como también las sociedades.

A continuación indicamos algunos de los principales beneficios de este código global:

  • Minimiza los riesgos: sin duda alguna, el principal beneficio de este código es que reduce o minimiza sustancialmente los riesgos asociados con las operaciones financieras y esto se debe al fácil acceso a la información, lo que facilita la evaluación de riesgos, y como consecuencia, se pueden tomar mejores decisiones.
  • Mejora la eficacia: este código mejora significativamente la eficacia de las empresas y esto se debe a que se reduce la carga administrativa que está asociada a la investigación y verificación de la información de los involucrados en la transacción.
  • Mejor experiencia para el cliente: otra ventaja muy importante es que al tener la información verificada se acortan los tiempos de los trámites, lo que se traduce en una mejor experiencia para los clientes.
  • Transparencia: también es un código muy importante porque promueve la transparencia de información en los diferentes servicios financieros.
  • Menos costes: este código también es clave para reducir los costes en el área de integración. De hecho, se ha demostrado que este ahorro puede alcanzar hasta el 10%.

Entidades que deben solicitar el Código LEI

Todas las entidades jurídicas que realicen transacciones de índole financiera deberán solicitar el Código LEI.

A continuación mostramos algunas de las más destacadas:

  • Medios de inversión, y esto incluye fondos de pensiones, fondos de inversión, medios de inversiones alternativos, acuerdos de inversión colectiva, capital de riesgo, fondos paraguas, fondos de cobertura, entre otros.
  • Todas las entidades que cotizan en bolsa.
  • Todas las entidades que emiten bonos, deudas o valores para estructuras de capital diferentes.
  • Entidades que se encuentren bajo la supervisión de un regulador financiero, así como también sus filiales, afiliadas y sociedades carteras.
  • Todas las entidades que comercialicen con deudas o acciones.
  • Las compañías financieras y bancos en general.
  • Todas las entidades de contrapartida que hagan transacciones financieras.

Este código es obligatorio para todas las entidades anteriores, pero todavía no se le puede asignar a privados y sucursales. Por otro lado, el organismo encargado de la emisión del Código LEI en España, es el Registro Mercantil, y disponer del mismo es obligatorio para todos los productos de mercados financieros afectados por la correspondiente resolución. Además, es importante destacar que el código debe renovarse cada año.

El Código LEI, sin duda alguna, es una forma sencilla y eficaz de tener un mayor control sobre los mercados financieros y reducir los riesgos que conllevan este tipo de transacciones. La información transparente y verificada que se obtiene gracias a la emisión de este código, es la clave en todo este proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.