La respuesta de PayPal al COVID-19: lo más destacado de su Informe de Impacto Global

Los meses de confinamiento han obligado a miles de personas alrededor del mundo a hacer vida en casa. Hemos tenido que adaptar nuestra rutina dentro de esas mismas cuatro paredes, y eso ha significado acostumbrarse al teletrabajo, hablar con amigos y familiares a través de una pantalla, traerse el cine al salón… No sorprende que, este último medio año, tanto el uso de Internet en casa como las suscripciones de servicios online hayan aumentado considerablemente.

Otro aspecto de nuestra vida que ha tenido que acomodarse a esta nueva realidad dominada por lo digital ha sido las compras. Es cierto que son muchos los que ya estaban acostumbrados a realizar pedidos por Internet, pero las transacciones online han alcanzado un número histórico. Uno de los grandes beneficiados de esta situación es el sector de los pagos en línea, representado por empresas como PayPal; y todo apunta que este favorable presente seguirá en el futuro. Y es que ya no son solo las tiendas en línea que utilizan estos servicios, sino también otras plataformas más atípicas, como los nuevos casinos con PayPal en casinos-online.es.

Este rendimiento positivo quedó reflejado en el Informe de Impacto Global de 2019 de PayPal. Por tercer año consecutivo, la compañía estadounidense publica los avances que ha realizado en los últimos 12 meses en una gran variedad de temas: desde su compromiso ambiental, a sus métodos para mejorar las condiciones de trabajo de sus empleados. Todo ello se ha visto particularmente afectado por la compleja y excepcional situación que vivimos actualmente. La pandemia global del coronavirus ha tenido un impacto en PayPal más allá de sus servicios de pago.

Como se explica en el informe publicado en abril, una de las principales preocupaciones de PayPal era proteger a sus trabajadores. Es por ello que implementó medidas para asegurar “el bienestar físico y la seguridad financiera de sus empleados”: puso en marcha políticas de teletrabajo e instauró un Programa de Ausencia por Crisis para ofrecer más permisos con sueldo. De esta forma, la compañía reforzó su cultura en torno a valores como la colaboración o la inclusión.

Otro aspecto reflejado en el informe son las ayudas que ha ofrecido la compañía a más de 24 millones de comercios que utilizan sus servicios y que se han visto tristemente afectados por el COVID-19. Una de las medidas tomadas ha sido la suspensión de ciertas comisiones que deberían haberles liberado de la tensión financiera que ha causado esta crisis sanitaria. Aunque no exclusivo de este año, PayPal también ha financiado pequeñas y medianas empresas y ha puesto énfasis en aquellas lideradas por mujeres.

Pero PayPal no solo ha querido ayudar a sus empleados, a sus clientes y al sector empresarial, sino que también ha aprovechado esta delicada situación para mostrar que, realmente, el altruismo forma parte de los valores de la empresa. Dice el informe que “las empresas deben tomar medidas para logar un impacto social y ambiental positivo” y la compañía de pagos lo ha hecho mediante campañas de recaudación de fondos o mostrando su apoyo a las regiones más afectadas.

En 2019, como decíamos, para PayPal también fue importante unirse al movimiento ecológico. A lo largo de los últimos 12 meses, la compañía segura haber logrado que el 65% de la energía usada en sus centros de datos sea energía renovable. Su objetivo es ser una empresa 100% ecológica en 2023. También se han llevado a cabo reuniones con empleados interesados en el medio ambiente para desarrollar productos sostenibles y se ha unido a la coalición Unidos por París.

De nuevo más allá de la complicada situación actual, la compañía ha utilizado los últimos meses para alinearse a favor de unas prácticas comerciales responsables. Para asegurarse de que su negocio es, en efecto, ético y responsable, PayPal dice en su informe haberse asociado con organizaciones para combatir crímenes financieros, además de seguir poniendo la privacidad y la seguridad de sus clientes en el centro de todas sus operaciones.

Hay otras razones que explican el éxito de PayPal, pero no cabe duda de que tener unas políticas sociales y ambientales de este tipo ayuda a que sean cada vez más los particulares y las empresas que se sientan atraídos por sus servicios. La popularidad de esta compañía de pagos también se está viendo reforzada más allá de las transacciones online típicas, llegando incluso a las plataformas de entretenimiento en línea.

Solo el tiempo dirá hasta dónde llega la expansión en servicios y clientes de la popular empresa, pero es innegable que va por buen camino. Las políticas solidarias que ponen a las personas por delante del trabajo y los beneficios económicos le han permitido a PayPal afrontar la pandemia del coronavirus de una forma que muy pocas compañías han podido emular y los resultados están sobre la mesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.