La importancia del onboarding en la gestión de recursos humanos

Onboarding

El onboarding es un concepto que surgió en los años 80, pero que hasta hace poco no se había puesto en práctica.

En este artículo vamos a hacer hincapié en algunos aspectos básicos sobre este fenómeno de sector empresarial.

¿Qué es el onboarding?

El onboarding es aquel proceso destinado a facilitar la incorporación de los nuevos talentos a la plantilla y a la cultura de la empresa.

El objetivo fundamental de esta práctica es la integración del nuevo empleado al equipo de trabajo y su adaptación a la cultura organizacional. Es de vital importancia que los nuevos empleados se identifiquen con la empresa y que se sientan confortables en sus puestos de trabajo.

En este sentido, el departamento de recursos humanos es el encargado de crear el plan de incorporación y de ponerlo en práctica de forma óptima.

Mediante el onboarding, el nuevo empleado podrá identificarse con la misión, la filosofía y los valores que tiene la compañía. Además, podrá conocer el rol que tendrán en la organización y a sus compañeros de labores.

Los procesos de selección de personal serán más eficientes y los nuevos trabajadores se adaptarán con mayor facilidad.

Importancia del onboarding

El onboarding es una herramienta empresarial muy útil, que se centra en el proceso de iniciación, integración y adaptación del nuevo trabajador, proporcionándole la ayuda y el seguimiento necesario, desde el día cero de trabajo hasta conseguir cierta estabilidad dentro de la organización.

Onboarding

Un aspecto que hay que tener en cuenta sobre el onboarding, es que es un proceso continuo. Algunos especialistas en el área afirman que el debe ejecutarse durante el primer año de trabajo.

Se considera que este proceso ha cumplido sus objetivos cuando:

  • El trabajador se siente satisfecho con su empleo
  • Se familiariza con la cultura organizacional
  • Entiende y ejecuta correctamente el funcionamiento de su puesto de trabajo.

Ventajas de incorporar el onboarding en la organización

Estas son solo algunas de las ventajas que se obtiene cuando una empresa pone en marcha el onboarding:

Retención de talento

Evita que los empleados cualificados se vayan, permitiendo que la empresa cuente con los mejores profesionales.

Reducción de costes de contratación

El hecho de que los nuevos trabajadores abandonan el puesto durante los primeros meses, supone un gran coste económico para la empresa.

Incremento de la productividad

Si los nuevos talentos se sienten felices e integrados, se adaptan a la filosofía de la organización y además, tienen sus objetivos claros, por lo que es más probable que sean más productivos.

Buena impresión

Por último, cuando los empleados nuevos están cómodos en el ambiente laboral desde el primer día, tendrán más sentido de pertenencia a la empresa.

Beneficios del onboarding para el empleado

Los principales beneficios que este proceso puede tener para un empleado son:

  • Se sienten parte de la organización
  • Aumenta el compromiso con la empresa
  • Tienen mayor impulso para demostrar lo que valen
  • Poseen más información sobre sus actividades y las funciones de la empresa
  • Están cómodos con el entorno laboral y finalmente, deciden quedarse.

Pasos a seguir para que un plan de incorporación sea exitoso

Para que un plan de incorporación sea exitoso, es fundamental centrarse en 6 puntos:

  1. El primer punto es crear un plan ajustado a los objetivos del área de la empresa en la que se incorporará el nuevo empleado.
  2. Seguidamente, se debe dar a conocer las políticas de la empresa, creando un calendario de trabajo durante la incorporación, que posibilite una adaptación progresiva del trabajador.
  3. Es importante transmitir la cultura y los valores empresariales.
  4. Efectuar el seguimiento de todo el proceso de incorporación es otro paso a seguir; esto garantizará la puesta en marcha del plan.
  5. Crear y hacer público el organigrama.
  6. Realizar un check back, un proceso que consiste en comunicarse con el empleado para ver los avances, cómo ha sido su estancia hasta ese momento en la empresa, si ha mejorado a nivel personal y profesional, si tiene dificultades con sus labores o hay progreso en ellas. Es decir, no dejar al empleado solo y a la deriva.

Cuando se logra integrar a los trabajadores y que estos se sientan cómodos, motivados y comprometidos con el ambiente laboral, la empresa aumentará su producción y conseguirá retener los mejores talentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.