La importancia del mantenimiento de tu frigorífico

Cuando los electrodomésticos que se adquieren para una función en particular no funcionan como es debido, comienzan los dolores de cabeza. En algún momento, los artefactos electrónicos se descomponen por varios motivos, y se debe dar solución de forma rápida y sobretodo, económicamente rentable.

Es muy importante conocer las variables que desencadenan en un problema en el funcionamiento de los electrodomésticos, en este caso, el de los refrigeradores.

Existen numerosas averías respecto de este artefacto presente en toda cocina. Entre ellos, puede ser una falla en el termostato, la acumulación de escarcha, el incorrecto cierre de las puertas, falta de gas lo que implica que no enfría correctamente.

¿Por qué mi frigorífico no enfría pero si congela mis alimentos? Lo que se debe tener en cuenta para encontrar la solución, es hallar la causa, a través de un correcto diagnóstico. De esta manera, se debe analizar en primera instancia, la forma en que se ha usado y mantenido el artefacto para determinar si la posible causa está vinculada a ello. Es decir, el mantenimiento.

Generalmente, hay ciertos puntos clave a tener en cuenta: el lugar en donde está situado el frigorífico, que se instale alejado de otros artefactos que generen calor, por ejemplo, como el horno. A su vez, debe tener una distancia con la pared, ya que necesitan ventilación. Lo mismo se considera, que no les de la luz directa del sol, ya que en épocas muy calurosas, el calor se encontraría ejerciendo la fuerza contraria constantemente.

Además, la correcta limpieza de los conductos a través de los cuales el artefacto drena el excedente de agua, por dentro, como así también la escarcha que se suele acumular que no permite que el frío circule de manera correcta y efectiva.

La sobrecarga de alimentos en el frigorífico también afecta a su funcionamiento, como así también colocar alimentos en él sin que hayan bajado la temperatura previamente. Por eso es una buena idea organizar bien los frigoríficos.

En los casos en donde el frigorífico no enfría pero si congela, quizás tenga que ver con el conducto que comunica el frigorífico con la parte del congelador, que no esté obstruido y que esté operando de manera correcta el ventilador.

Los frigoríficos que vienen con la función No Frost, se recomienda realizar una limpieza cada 2 meses, para optimizar su rendimiento y evitar el aumento en el consumo de energía.

Es necesario tener en claro que si bien podemos suponer cual es el posible problema del artefacto eléctrico, los que pueden darle una verdadera solución son los técnicos especializados en el tema. Existen empresas dedicadas a la reparación de electrodomésticos, que trabajan en un amplio horario, con repuestos originales y se encuentran en cualquier punto de toda España.

Se trata de ir descartando posibles averías originadas por el propio uso del electrodoméstico, y de esta forma poder contar con herramientas a futuro para que no vuelva a suceder, y si pasara, saber con anterioridad de que se trata.

Los frigoríficos son un electrodoméstico fundamental de cualquier hogar, el correcto mantenimiento, para los alimentos es muy importante para la vida de todos en la actualidad. Se deberán tener en cuenta todos estos consejos tanto a la hora de adquirir uno, como para saber mantenerlo en el tiempo, cuidarlo y explotar al máximo su vida útil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.