El desarrollo de negocios con la ayuda de los mejores profesionales

negocio con legalidad

Levantar los cimientos de un modelo de negocio de éxito es la meta que solo unos pocos logran alcanzar. Sin embargo, por mucho que esta tarea resulte de lo más compleja, disponemos de determinadas ayudas que servirán al emprendedor de un apoyo firme en este largo camino. Porque el empresario debe estar atento a los posibles riesgos y aún más, a las oportunidades que se le presenten para beneficiar su marca y su compañía.

Análisis de riesgo ante una posible relación financiera

Los análisis de riesgos mercantiles se basan en datos financieros de las compañías, como los comportamientos de pago y la evolución de facturación. Esto se ve reflejado en el informe de empresa, y es de gran importancia, puesto que da precisión sobre la realidad económica de dicha institución.

Su importancia radica a la hora de establecer una relación comercial; debido a que, en contextos de crisis, muchas empresas suelen acumular impagos. En este sentido, resulta prudente estar al tanto de la situación antes de verse afectado. En otras palabras: el informe de riesgo permite apreciar la solvencia de la compañía.

Dicho documento suele expresar datos como información judicial y de posibles reclamaciones administrativas, número de empleados, ventas, información mercantil y legal, provisiones, puntos fuertes y débiles, entre muchos otros. Todo esto dependerá de su objetivo y de la empresa que lo elabore.

Asesoría fiscal ante la expansión internacional

La globalización es un hecho que ha marcado drásticamente este siglo, y uno de sus rasgos es la internacionalización de muchas empresas por todo el mundo. El asesoramiento fiscal se hace necesario dado que los sistemas tributarios se vuelven más complejos por las opciones que brindan las nuevas tecnologías y modelos de negocio.

Cada empresa en su vía de expansión, puede enfrentarse a distintos retos entre los que destacan algunos como destacar, los marcos fiscales, la regulación internacional, inspecciones, recaudaciones tributarias, procedimientos sancionadores, cambios de residencia y muchos otros.

Por estos motivos, contar con profesionales expertos en la materia que se adapten a las necesidades comerciales del cliente y sirvan de guía en el camino a la proyección internacional de los negocios, mientras promueven las oportunidades de optimización, se hace imprescindible para las empresas.

Andorra, el paraíso para emprender

Tener un negocio exitoso es posible en Andorra

A la hora de levantar una empresa, puede surgir una variedad de incógnitas acerca de cuáles son las mejores decisiones a tomar en beneficio de la misma. Con respecto a esto, son muchas las ventajas que se pueden destacar de abrir un negocio en Andorra.

Entre ellas encontramos la baja tributación, en la que los impuestos nunca suelen cubrir el 10% de la renta; la conexión, muy efectiva con respecto al internet y fácilmente accesible en la parte terrestre y aérea; o los convenios internacionales, que permite un buen sistema fiscal.

El proceso para constituir la empresa se basa en las solicitudes de la denominación social e inversión extranjera o, entre otros requisitos, la apertura de cuentas bancarias. Todo esto, como cabría esperar, requiere del apoyo de profesionales en este ámbito corporativo, que van a permitir establecer el negocio con legalidad y transparencia.

 

Política fiscal de Andorra: una excelente oportunidad para emprender

En muchos países, los impuestos son más del 20% sobre las sociedades y es aún mayor, si se trata del impuesto sobre la renta personal. Sin embargo, la tributación andorrana es una de las más bajas en toda Europa, con un tipo máximo reducido y ciertas exenciones sobre los negocios.

Existen ciertas regulaciones que benefician a las empresas, como pueden mencionarse, las reducciones por nuevos negocios, exenciones para evitar la doble imposición y regímenes especiales sobre la base de tributación. El impuesto cubre un máximo del 10%, en contraposición del 25% de España.

Puesto que la tributación sobre el consumo suele ser baja, el coste de la vida también lo es. Los impuestos de mantenimiento municipales y estatales fijos no suelen sobrepasar los 1000 € anuales. De manera que los emprendimientos se ven realmente beneficiados con todas estas políticas fiscales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.