El banco danés Jyske Bank ofrece hipotecas a interés negativo

Un anuncio de un banco, donde decía que empezaría a cobrar a sus clientes más ricos por sus depósitos, movió al mundo.



            Las entidades bancarias españolas siempre han sido un tópico de conversación entre ciertos sectores de la población, pero hoy en día es sin duda algo alarmante para cualquier persona.

            El banco danés Jyske ha decidido cobrar por que los particulares mantengan el dinero en sus respectivas cuentas bancarias, lo que ha llevado a que se opine no solo por parte de estos, sino también de otras entidades del país.

¿De qué estamos hablando exactamente?

            De seguro has escuchado alguna vez hablar acerca del banco danés Jyske, pues este se posiciona entre las entidades bancarias más grandes del país.  Ha sido el quien decidió que a partir de este próximo diciembre todos los clientes particulares y acaudalados deberán pagar cada vez que realicen un depósito.

            Todas aquellas personas que superen el millón de euros, siendo más específicos los 7,5 millones de coronas danesas, deberán comenzar a realizar pagos para que este dinero permanezca apalancado en sus cuentas.

            Esto ha creado una gran movida porque siempre se ha buscado el retribuirle al cliente sus ahorros en las cuentas, pero en este caso se les comenzará a obligar a pagar un porcentaje para que estos puedan seguir haciéndolo con ellos.

            Aunque puede resultar que sea mayor el ruido que el golpe, puesto que se presume que muy pocas personas realmente llegan a esta cifra de dinero en el banco danés Jyske. Las entidades bancarias que acompañan a esta entre las más importantes se niegan a seguir la iniciativa por miedo a que sus clientes los abandonen.

Los intereses negativos han mermado los márgenes de la banca

            Anders Dam, quien es el director ejecutivo del banco danés Jyske, señaló en un comunicado que los tipos negativos casi siempre han marcado el mercado danés durante siete años, creyeron que se trataba de algo temporal pero poco a poco se volvió permanente.

            Estos tipos negativos se introdujeron para el 2012, y desde entonces comenzaron a verse perjudicados sus márgenes. Dam realmente no quiere anticipar que esta situación pueda cambiar para el futuro, diciendo que espera que no se siga prolongando pero que realmente es algo que no puede prometer.

La banca española espera no tener que seguir los pasos que el banco danés Jyske ha tomado

            A pesar de todos los escenarios que se han podido vivir en los diferentes países europeos, la verdad es que nunca antes se había llegado a los extremos que ha tomado el banco danés Jyske.

            Existen algunos puntos importantes de aclarar, que es que algunas políticas del Banco Central Europeo si han llevado a cobrar por las cuentas de las empresas, pero en el caso de particulares no se ha podido dar ese paso porque se mantiene el miedo de poder perder la fidelidad de los clientes.

            Es por ello, más que todo, que las entidades bancarias españolas rechazan el seguir este comportamiento, donde lo tachan de algo completamente innecesario en este momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *