¿Cuándo es obligatorio hacer una auditoría de cuentas anual?

auditoria de cuentas anual

¿En qué momento las empresas necesitan realizar una auditoría de cuentas anual? Esta pregunta se la formulan muchos directores financieros, profesionales, responsables de negocios y emprendedores a la vista de que es primordial no tener problemas legales mientras trabajamos. Y en este sentido la buena noticia es que el código de comercio indica con claridad cuáles son las circunstancias en las que se tiene que realizar.

¿Qué es una auditoría de cuentas anual?

cuentas anuales
Este proceso es por el cual se lleva a cabo una revisión de los distintos documentos contables de una empresa. Al mismo tiempo que se revisa, también se verifica cada uno de los importes. Realizando esta auditoria se puede llegar a la conclusión de si las cuentas que se han ido presentando a lo largo del ejercicio son un reflejo certero de la situación en la que se encuentra la entidad. Todo ello teniendo en cuenta las reglas de la contabilidad y la búsqueda de la máxima transparencia por parte de la empresa que está siendo auditada.

Tres factores a tener en cuenta

Hay tres circunstancias que se pueden dar para que tengamos que hacer la auditoria. La primera de ellas es que dispongamos de una plantilla que supere la cifra media de 50 empleados durante dos ejercicios consecutivos. Como segunda circunstancia se encuentra que tengamos una facturación que esté por encima de los 5,7 millones de euros durante dos ejercicios consecutivos. Y en último lugar, también hay que valorar si el activo superior que tengamos supera los 2,8 millones durante dos ejercicios consecutivos  ¿Qué ocurre si cumplimos una de las tres circunstancias? En ese caso no existiría ningún tipo de problema, dado que estaríamos exentos de llevar a cabo la auditoria.

El momento en el que tendremos que hacer la auditoria será cuando cumplamos dos de los tres requisitos indicados durante dos ejercicios seguidos (no alternos). Pero no el primer año que ocurra, sino cuando esto se repita consecutivamente dos años. Por lo tanto, si tenemos una plantilla de 51 personas y además el activo superior es de 4 millones durante dos años, por ejemplo, tendremos que realizar la auditoria sin ningún tipo de duda el segundo año. Para ello lo mejor es recurrir a los servicios de un grupo de profesionales de auditores Madrid que nos proporcionen una atención de confianza y se ocupen de todas las gestiones pertinentes.

¿Y si somos una entidad sin ánimo de lucro?

La situación es exactamente la misma y dado que los procesos de funcionamiento de estas entidades pueden ser complejos, siempre existe la posibilidad de que en algún momento dado tengan que realizar la auditoria. Este es el caso de fundaciones, asociaciones o colectivos de apoyo como las ONG. Por suerte para los responsables de estas entidades que en ocasiones no disponen de profesionales especializados en este tipo de gestiones, hay empresas como AOB Auditores con expertos muy preparados que se ocupan de todo para que puedan respirar tranquilas y seguir con su buen trabajo.

Por lo tanto, aunque el proceso de la auditoria puede ser un poco sensible, es bueno saber que existen opciones y servicios de profesionales que se ocuparán de todo. No hay que temer la realización de una auditoría de cuentas anual, en especial cuando se tiene el soporte de un buen grupo de profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *