Cosas a tener en cuenta antes de comprar una transpaleta

En el sector de la industria y comercio, se utilizan determinados medios de trabajo esenciales para el desarrollo eficaz y eficiente de la actividad laboral.

Por ejemplo, una transpaleta eléctrica, es un equipo de trabajo autopropulsado, de tracción eléctrica dotado con una horquilla de dos brazos unidos al chasis.

 Se utiliza para transporte, carga y descarga de mercancía de todo tipo en naves, fábricas, centros logísticos y un largo etc.

Este tipo de medios de manutención dispone de un motor eléctrico, lo que permite trasladar cargas elevadas con el mínimo esfuerzo. Un solo operario podrá manejar palets apilados o cargas muy pesadas, con el mínimo esfuerzo, de forma segura y correcta.

Las transpaletas eléctricas suponen una excelente inversión para la salud y bienestar de tus empleados así como para la productividad de tu negocio.

Aspectos básicos sobre las transpaletas eléctricas

Estos equipos destacan en el sector por su eficiencia. Son muy recomendables para todo tipo de empresas ya que agilizan los procesos de transporte y reposición de mercancía de todo tipo, dimensiones y peso.

Su mecanismo permite reducir de forma considerable el esfuerzo físico necesario por parte de los trabajadores y de esta forma evitar la aparición de los trastornos músculo esqueléticos.

Modelos de transpaletas eléctricas

En el mercado podrás encontrar una gran diversisas de estos equipos de manutención.

Incluso existe modelos ideados para cada actividad en particular, de los que cabe destacar los de operador a pie, con plataforma abatible, con plataforma fija o con conductor sentado.

Los equipamientos que ofrecen son espectaculares y muy útiles como diferentes tipos de horquilla, ruedas más silencias, rejillas de protección, y un largo etc.

¿Cómo elegir una transpaleta eléctrica?

A la hora de optar por una transpaleta eléctrica hay que tener cuenta, además de sus características físicas (tamaño, ruedas fijas o giratorias, color, materiales y duración de la batería), ciertos detalles técnicos (peso máximo de levantamiento, incorporación de cabina para conductor y tipos y estructura de brazos de carga, etc.).

Se requiere un previo análisis de la actividad a desarrollar, los elementos que se van a manejar, el recorrido y los espacios por los que pasar entre otros.

Otro aspecto a tener en cuenta es la capacidad de la batería que determina si la máquina es adecuada para transportar elementos pesados.

Medidas de seguridad

Es necesario que todas las transpaletas eléctricas tengan el correspondiente marcado CE de conformidad así como seguir las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización de los equipos de trabajo especificados en el Anexo I del Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio.

Además, la persona que maneja una transpaleta debe estar debidamente formado y considerado apto desde el punto de vista médico.

Es muy importante seguir en todo momento las recomendaciones de seguridad indicadas por el empresario. Las consecuencias de un accidente laboral relacionado con el uso de una transpaleta pueden ser nefastas tanto para el empleado y compañeros, como para el empleador.

En la Nota Técnica de Prevención 1131 del INSST encontrarás una guiá básica sobre las características de este equipo de trabajo, los principales riesgos y las medidas de prevención y protección a adoptar para su control.

Pros y contras de las transpaletas eléctricas

Pros

En nuestra opinión, cualquier almacén debe contar con una transpaleta eléctrica.  Algunas de los beneficios que puede conllevar:

  • Trabajo más ergonómico y salud física del trabajador
  • Ahorro de tiempo y dinero ya puede recorrer grandes distancias en tiempo útil
  • Se manejan fácilmente y disponen de múltiples opciones de velocidad y elevación para adaptarse a las necesidades.
  • Medidas de seguridad muy fiables
  • Se adaptan a las necesidades de las distintas empresas y trabajadores. Hay un modelo para cada necesidad.
  • Su coste de adquisición es asequible.

Contras

Empero, estos elementos de manutención también tienen algunos aspectos menos negativos

  • Necesidad de formar a los trabajadores que los van a utilizar
  • El coste de mantenimiento
  • Son menos adecuados para entornos con ritmos rápidos de trabajo.
  • No son muy adecuados para terrenos irregulares.

Porque la seguridad y salud de tus empleados, así como la eficacia y productividad son los objetivos principales de cualquier negocio, una transpaleta eléctrica es fundamental para todas aquellas actividades que impliquen carga, transporte, descarga de mercancía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.