Consejos de ahorro energético

ahorro

Si tú también eres de los que se quedan boquiabiertos con las facturas de la luz, estás en el sitio adecuado. En este artículo te daremos algunos trucos. muy fáciles de poner en práctica que te ayudarán a cambiar tus hábitos de consumo eléctrico y ahorrar en tus facturas.

Además, estas medidas no sólo son útiles a nivel económico. La reducción del consumo eléctrico también contribuye a cuidar nuestro planeta.

Todos podemos y debemos reducir al máximo las facturas, tanto en nuestros hogares como en nuestros lugares de trabajos, mediante un consumo responsable y evitando cualquier tipo de gasto inútil de energía.

¿Qué es el ahorro energético y por qué es tan importante?

Ahorrar energía es crucial para aprovechar al máximo los recursos energéticos. También se contribuye a la reducción del consumo del combustible que se utiliza para la generación de electricidad, lo que se traduce en la disminución de las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

La energía eléctrica ha mejorado notablemente nuestra calidad de vida. Es esencial tanto para las industrias como para nuestras actividades diarias.

La energía eléctrica, desde su descubrimiento, supuso grandes beneficios para la humanidad. Y, con el paso de los años, resulta más y más importante debido al continuo avance de las nuevas tecnologías, el boom de los coches eléctricos, el teletrabajo, y un largo etc. que supone un mundo contemporáneo en pleno desarrollo. Difícilmente somos conscientes de su enorme importancia y utilidad.

El ahorro de energía eléctrica es una pieza clave, que permite optimizar el uso continuo de nuestros artefactos eléctricos y así, aumentar la vida útil de los mismos.

Consejos para el ahorro eléctrico en el hogar

Para empezar a ahorrar en tus facturas de luz resulta fundamental que, de forma periódica, comprobemos el consumo energético de nuestros hogares o lugares de trabajo para ver los avances. Este es solo una de las medidas que podrás empezar a poner en práctica para comprobar los avances en la prevención del mal uso.

Contrata un plan eléctrico acorde a tu presupuesto y necesidades

Una de las medidas para reducir el precio de tu factura de luz es contratar una empresa capaz de ofrecer un buen servicio eléctrico, que cumpla las necesidades de tu hogar.

Si vives en Madrid y estás buscando ofertas de luz, te recomendamos los servicios de EnergyGO, con planes de energía responsable y transparente para que consumas lo que necesites, pagando sólo 6 €/mes.

Verificar el estado de la instalación eléctrica

Otro hábito importante para el ahorro energético en casa es verificar el estado de la instalación eléctrica, con el fin de evitar no sólo gastos innecesarios, sino también por tu propia seguridad.

Tener una sobrecarga eléctrica en casa puede ocasionar un cortocircuito y éste, desembocar en un incendio.

Se recomienda revisar con frecuencia las llamadas “fugas a tierra”, es decir, certificar que una vez estén apagados todos los electrodomésticos y luces, el disco medidor siga funcionando.

Prestar mucha atención a la iluminación

Para ahorrar energía eléctrica en el hogar es fundamental prestarle mucha atención a la iluminación de las distintas habitaciones. Aunque parezca poco creíble, más de una tercera parte del consumo eléctrico se debe a las luminarias del interior.

Es conveniente apagar las luces cuando no la estemos usando. Para ello, recomendamos aprovechar al máximo la luz natural manteniendo las ventanas y persianas abiertas.

También te recomendamos que optes por bombillas de poco consumo las luces LEDs o bombillas fluorescentes compactas.

Regular la temperatura en las neveras y congeladores

El 30 % del total de energía que consumimos en nuestros hogares se debe a estos aparatos electrodomésticos. Por eso, es elemental regular, de forma correcta,  su temperatura.

Se debe fijar el termostato entre 2 y 3 en aquellas zonas donde el clima es templado, mientras que en los lugares más caluroso se debe establecer entre 3 y 4.

No te olvides de asegurarte de que las puertas estén bien cerradas.

Además debes cerciorarte de que estos electrodomésticos estén alejadas de cualquier fuente de calor y de que dispongan de ventilación trasera (de más de 5 cm).

No abusar del aire acondicionado

Aunque el aire acondicionado puede ser una salvación para las zonas muy calurosas, también puede perjudicial para nuestro bolsillo.

Asegúrate de:

  • Mantener la puerta de la habitación cerrada cuando se esté usando
  • Hacerle mantenimiento anual al aire acondicionado. De este modo, se comprobará si hay fugas de gas o si le hace falta una limpieza de filtro, para ser más eficiente

Un ventilador de techo puede ser la alternativa ideal, con la que podrás reducir tus facturas ya que su consumo es 20 veces menor que el de los aires acondicionados.

Plantar árboles en los alrededores del hogar

Los árboles y plantas que estén cerca de tu casa u oficina no sólo contribuyen a aumentar la calidad del aire exterior sino que son buenos reguladores de la temperatura.

En verano, los árboles ofrecen zonas fresquitas de sombra por lo que evitarás poner en marcha diversos equipos para refrescarte. Plantar árboles en los alrededores de tu hogar puede ser de gran ayuda.

Aplicando estos prácticos y sencillos consejos te aseguramos de que tu factura de luz disminuirá de manera exponencial, y al mismo tiempo , estarás cuidando el medioambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *