Cómo cancelar deudas con la Ley de la Segunda Oportunidad

cancelar-deudas-dest

Es posible que para abrir tu negocio,para reformar tu cocina o para irte de vacaciones a donde siempre has soñado ir hayas tenido que recurrir a un préstamo.

Tener deudas puede ser un factor muy apremiante que a la larga produce estrés. Cancelar deudas cuando escasean los recursos, se convierte en una prioridad y más aún si esa deuda ha puesto en peligro tus bienes personales, tu vivienda o tu salario.

La Ley de la Segunda Oportunidad, te permite librarte tus deudas en un santiamén.

Para ayudarte a aplicar este tipo de estrategia tienes a tu disposición agencias especializadas como Abogados para tus Deudas.

cancelar-deudas-int

Qué es la Ley de la Segunda Oportunidad

La Ley de la Segunda Oportunidad es un recurso legal vigente en España desde el 30 de julio de 2015, que permite revisar los términos y condiciones para cancelar las deudas. Este mecanismo permite que las empresas o los profesionales autónomos solventen las deudas que hayan contraído. Incluso es posible lograr la exoneración de la deuda.

Requisitos

Para poder acogerte a la ley, es necesario que cumplas ciertos requisitos. Los más importantes son demostrar que no hubo intención fraudulenta al contraer la deuda (ser deudor de buena fe) y que en tu historial no haya condenas por delitos contra el patrimonio , eso es, debes tener un expediente limpio.

Procedimiento

Como primer paso, el deudor tiene que solicitar una mediación al amparo de la ley ante un Registrador Mercantil o ante un notario. Posteriormente se asignará el caso al denominado Mediador Concursal, que se ocupa de dirogir el proceso para permitir que tu acreedor y tu lleguéis a un acuerdo de pago, mediante el que se podrá ,finalmente, conseguir la exoneración de la deuda.

Apoyo legal

Aunque la Ley de la Segunda Oportunidad es una gran ayuda para cancelar deudas adquiridas de buena fe, por personas que se hallan en situación grave de impagos, el proceso de acogerse a la misma puede resultar tedioso. Si no tienes experiencia en asuntos legales, podrías cometer errores u omisiones que te impidan que la Ley te ayude.

Para estos casos, existen despachos como Abogados para tu Deuda, especializados en asesoría a deudores. Conocedores de la Ley de la Segunda Oportunidad, están altamente capacitados para acompañarte a lo largo de todo el proceso. Es recomendable contar con los consejos de una agencia como esta, antes de iniciar cualquier acción legal.

¿En qué consiste la asesoría?

Como primer paso es necesario ponerse en contacto con el despacho, para solicitar una primera entrevista ( que también puede hacerse online), durante la cual se va a estudiar si las condiciones de tu deuda te permiten acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad. Si es el caso, los abogados se ocuparán de acompañarte en el proceso de negociaciones con la parte acreedora, hasta llegar a la conclusión del proceso.

Probabilidades de éxito

Contando con la asesoría del despachoy cumpliendo los requisitos estipulados por la Ley, tienes un 100% de probabilidad de éxito. Abogados para tu Deuda presenta un registro de casos exitosos que avalan esa cifra.

No olvides que la Ley de la Segunda Oportunidad permite cancelar las deudas a personas con problemas económicos que no se deben a manejos dolosos ni a la falta de intención para cumplir con sus obligaciones. En esta situación, el éxito está garantizado.

La web del despacho cuenta con un formulario mediante el que podrás ponerte en contacto con ellos y obtener un primer diagnóstico de tu caso. Este paso resulta muy conveniente para decidir qué hacer. Si cumples con las condiciones anteriormente mencionadas lo mejor es intentar acogerse a la Ley, y dejarte asesorar por el mejor equipo de Abogados para tu Deuda.

Y luego ¿qué?

La Ley de la Segunda Oportunidad tiene un nombre bastante explícito. Se te ofrece una oportunidad para comenzar de nuevo sin presiones.

Tanto si eres un trabajador por cuenta ajena como autónomo, te recomendamos que utilices esta Segunda Oportunidad para dejar las deudas de lado. Sólo tendrás que pensar en el futuro, en el crecimiento y en desarrollo de tu negocio sin la presión de cancelar deudas y manteniendo tu solvencia financiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *