Centro especial de empleo en Bizkaia

Los centros especiales de empleo (CEE), también conocidos como CET (Centro Especial de Trabajo) favorecen la inclusión laboral de personas con diversidad funcional.

Su función es generar puestos de trabajo y tareas adaptadas a las personas con discapacidad. A cada trabajador se le asigna un trabajo remunerado, teniendo en cuenta su diversidad funcional, las características personales y las políticas de dichas instituciones.

Un ejemplo de estos centros es Prest, un centro especializado en outsourcing industrial y logístico, que ofrece oportunidades a personas con diversidad funcional tanto dentro como fuera de sus instalaciones.

Estos centros especiales de empleo trabajan con cualquier tipo de discapacidad, tanto psíquica como física o sensorial.

Fuente de contratación y desarrollo profesional

Actualmente, los centros especiales de empleo son considerados como una fuente principal de contratación y desarrollo profesional.

Además, son una alternativa importante para el cumplimiento de la cuota de reserva de los trabajadores con discapacidad.

La Ley General De Discapacidad (LGD), la antigua LISMI estipula que toda empresa española, bien sea pública o privada, que tenga más de 50 trabajadores, tiene la obligación legal de tener en su plantilla un porcentaje del 2% de personal con una discapacidad igual o superior al 33%.

Empero, existen otras alternativas por las que las empresas optan para el cumplimiento de la normativa. Una de ellas es la contratación de bienes y/o servicios de un centro especial de empleo, como lo es Prest.

¿Quién crea los centros especiales de trabajo?

Los centros especiales de trabajo pueden ser creados por:

  • Administraciones públicas
  • Personas físicas y jurídicas que tengan capacidad de ser empresarios
  • Colaboraciones de organismos sin fines de lucros

¿Quién trabajan en los CEE?

Los trabajadores con discapacidad son los profesionales de primera línea que podemos encontrar en un CEE, en multitud de puestos de diversa índole.

La plantilla de un centro especial de empleo debe estar constituida por un número mayor de empleados que posean discapacidad, alrededor de un 70 %. La función de estos centros en la sociedad es esencial.

Adicionalmente, podemos hallar también trabajadores que conforman el equipo USAP (Unidad de Soporte a la Atención Profesional). Este equipo, generalmente, está compuesto por trabajadores sociales y psicólogos, que se encargan de ofrecer asesoramiento.

En un centro especial de empleo como Prest también trabajan supervisores de los distintos servicios, coordinadores y personal administrativo. Cabe destacar que, estos empleados pueden tener discapacidad o no.

Estas empresas se apoyan en equipos humanos de alta calidad y en tecnología de la última generación para llevar a cabo las funciones requeridas. Las dificultades derivadas de la discapacidad de un empleado no presenta ningún tipo de inconveniente ya que todos los puestos de adaptan a las personas. De esta manera, se logra garantizar la competitividad en el mercado y el éxito.

Prest es un centro cuya trayectoria data desde el año 2008, con sede en Bizkaua. El 90 % de sus empleados tienen diversidad funcional igual o superior al 33 %. Su éxito se ha mantenido gracias a la igualdad de oportunidades. El 85 % de los trabajadores de Prest tienen un contrato indefinido.

Además, Prest ayuda a sus clientes a cumplir con la Responsabilidad Social Corporativa e integrar los temas medioambientales y sociales en las políticas organizacionales.

Requisitos para optar por un centro especial de empleo

Aquellas personas que tengan algún tipo de discapacidad y quieran optar por un puesto en algún CEE deberán inscribirse en los correspondientes servicios públicos de empleo.

En el Estatuto de los Trabajadores, se mencionan ciertas normas sobre los CEE:

  • La jornada laboral no excederá de las 8 horas de trabajo productivo, sin excepción
  • Las horas extraordinarias (salvo las necesarias) están prohibidas.
  • Si el empleado requiere asistencia médica, de rehabilitación o acciones formativas, puede ausentarse de sus horas laborales con derecho a remuneración, siempre y cuando las ausencias no sobrepasen los 10 días en un semestre.

Beneficios

Un centro especial de empleo ofrece oportunidades de crecimiento a las organizaciones. Algunos de los beneficios más resaltantes al contratar los servicios profesionales de un CEE son:

  • Cumplimiento de la Ley General de Discapacidad
  • Cumplimiento de la Responsabilidad Social Corporativa
  • Aumento de la productividad
  • Se factura únicamente por el trabajo ejecutado
  • Eficacia al delegar actividades concretas a una empresa especializada
  • Son costes son variables y nunca fijos.
  • Se evitan los costes de gestión y riesgos asociados a la actividad.

La misión de un CEE es generar empleos y promover las labores de las personas con diversidad funcional. Además, aportar soluciones y servicios a las distintas empresas, tanto como públicas como privadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.