Banca y mercados financieros

Los mercados financieros son pilares fundamentales para cualquier sistema económico. Como su nombre indica, se refiere a un espacio físico o virtual de contacto entre aquellos que ofrecen y aquellos que demandan y donde se intercambian los activos financieros.

Asimismo, es aquí donde se definen los precios. Estos mercados confieren fluidez a nuestro sistema económico. Es de vital importancia conocer sus características y cómo funcionan.

Para la gestión de las finanzas en un contexto de continuos cambios sociales, políticos y económicos, la formación continua es fundamental. Y es que los profesionales de esta área deben estar capacitados para el éxito y para que entiendan las necesidades reales del sector en cada momento.

Por ejemplo un máster en banca y mercados financieros  ayuda en adquisición de competencias clave para desarrollar tu actividad de forma exitosa en un entorno volátil.

¿Cómo funcionan los mercados financieros?

Los mercados financieros sirven fundamentalmente para comprar y vender activos financieros de la forma más eficiente posible. Actualmente, con el desarrollo de la tecnología, se pueden gestionar operaciones diversas en estos mercados a través de plataformas telemáticas modernas y en pocos minutos.

Además de ser una vía de contacto directo entre oferentes y demandantes, aquí se fijan los precios en función de la oferta y de la demanda, se confiere liquidez a los activos financieros y se reducen los plazos y costes de la intermediación.

Participantes del mercado financiero

Dentro de un sistema económico estructurado y organizado, existen una serie de agentes imprescindibles para su funcionamiento:

Los compradores son aquellos individuos o instituciones que disponen de unidades de cambio para adquirir los activos financieros. Los vendedores son los poseedores de los activos que presentan al mercado opciones de adquisición para los compradores.

Por otro lado, los agentes intermediarios, son entidades como la banca o las diversas instituciones reguladoras, encargados de regular las transacciones y de velar por la seguridad de cada operación. Como recompensa tienden a adquirir beneficios líquidos.

Dentro de ese escenario, los precios de los activos están regidos principalmente por la ley de la oferta y la demanda. Esta ley estipula que el precio de un activo incrementa si existe una tendencia de adquisición mayor a su disponibilidad en el mercado, mientras que el precio del activo disminuye si la tendencia de venta es mayor al interés de los compradores.

Características de los mercados financieros

A pesar de que los distintos mercados se clasifican en función de la naturaleza de su activo financiero, tienen una serie de características que podemos definir. Entre ellas, se pueden destacar las siguientes:

Amplitud de mercado. Se refiere al volumen de activos financieros disponibles para negociar dentro de un mercado y al número de inversores que acuden al mismo.

Transparencia. En todo mercado financiero legítimo se puede acceder de forma fácil y rápida a la información correspondiente al los activos.

Profundidad. Está determinada por el volumen de órdenes de compra y venta de activos.

Flexibilidad. Dentro del ecosistema de los mercados financieros, los agentes intermediarios deben contar con acceso rápido a operaciones de compra o venta.

Libertad. Se refiere a la inexistencia de barreras para la compra y venta.

Se considera que un mercado es perfecto cuanto estos indicadores alcanzan sus máximos.

Tipos de mercados financieros

Los mercados financieros se clasifican en función de la naturaleza de sus activos. Como consecuencia el ecosistema económico cuenta con al menos 8 tipos de mercados.

Divisas

Conocido internacionalmente como Forex (Foreing Exchange), en este mercado se intercambian divisas de todo el mundo.

Bursátil

También conocidos como el mercado de valores, permite las operaciones de compra-venta de acciones de empresas.

Materias primas

Comprende los activos constituidos por bienes físicos naturales como metales preciosos, minerales, ganadería y agricultura. También se le conoce bajo el nombre de Comodities.

Derivados

Se constituyen por activos que certifican la proyección del precio de algún activo en función de las probabilidades de alza o baja.

Seguros e hipotecas

Es un tipo de mercado que implica financiación de alto coste o inversiones para nuevos proyectos.

Monetarios

Contempla los préstamos a corto plazo. Es el mercado financiero al que acude con frecuencia la mayoría de las personas. La naca es el principal agente intermediario.

Criptomonedas

Es un mercado extremadamente volátil que permite obtener grandes beneficios, pero que indiscutiblemente implica riesgos considerables.

Indiscutiblemente los mercados financieros son el acceso a fuentes importantes de liquidez. La mayoría de las personas y organizaciones formamos parte de ello, algunos como consumidores pasivos, otros como beneficiarios importantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.